jueves 27/1/22
INSTITUIDA POR LEGUINA

Aguirre recortó la renta mínima de inserción en el peor año de la crisis, según el PSM

El PSM denuncia que el número de perceptores de esta ayuda cayó en 2009 respecto a 2007, un año de bonanza. 

La Comunidad de Madrid recortó en 2009, el peor año de la crisis económica, el número de familias con derecho a percibir la Renta Mínima de Inserción, y limitó el presupuesto previsto para el año 2010, limitándolo a 12.000 familias, según ha denunciado el Partido Socialista de Madrid (PSM).

La ‘número dos’ del PSM a la Asamblea de Madrid, Amparo Valcarce, ha afirmado que los últimos datos disponibles sobre la ejecución de esta ayuda ponen en evidencia la paradoja de que en el periodo donde las condiciones económicas han sido más adversas, menos familias han sido beneficiadas.

El PSM recuerda que la Renta Mínima de Inserción existe desde que el gobierno del socialista Joaquín Leguina la implantó para garantizar a los ciudadanos de la Comunidad de Madrid el derecho a la obtención de medios para satisfacer las necesidades básicas de la vida, cuando no puedan mantenerse del trabajo, o de pensiones y prestaciones de protección social. “Es un derecho subjetivo regulado por ley autonómica que se obtiene si se cumplen unas condiciones determinadas”, afirma Valcarce.

Esas condiciones, establecidas por la administración autonómica, son muy rígidas y difíciles de alcanzar, con lo cual se produce el efecto contrario de que personas en situación apurada no cumplen los requisitos para obtener la ayuda. Otros gobiernos regionales dan estas ayudas de forma potestativa, pero destinan más dinero a esta partida presupuestaria. “Es sorprendente que en una situación en la que aumenta el paro y la crisis, bajen los ciudadanos que reciben esta ayuda”, ha dicho Valcarce.

En términos generales, la cuantía de las ayudas es más baja en la Comunidad de Madrid que en la mayoría de las regiones, y el análisis histórico de los datos revela que el número de perceptores de esta ayuda en 2009 ha caído respecto a 2007, año de bonanza

Las características sociodemográficas de los perceptores de la RMI señalan  que la mayoría son mujeres (65%). El 57% de los titulares es menor de 45 años y la media de miembros por familia es de 2,8. La mayoría de las familias (36%) integradas en la Renta Mínima de Inserción tienen menores a cargo, fundamentalmente se trata de mujeres con responsabilidades familiares no compartidas (28%) y menores (15%), o parejas con menores que suponen el 20%. El nivel de instrucción es bajo, con índices de analfabetismo que rondan el 13% del total de titulares de la prestación. El 68% tiene instrucción por debajo de Graduado Escolar, un 18% posee estos estudios y solamente un 13% los supera.

La mayoría son parados (65%), el 52% con trabajo anterior y el 13% en busca del primer empleo. La condición de parado afecta más a los hombres (76%) que a las mujeres (60%). 

Aguirre recortó la renta mínima de inserción en el peor año de la crisis, según el PSM
Comentarios