#TEMP
viernes 27/5/22

58.686 hipotecados pierden su vivienda

El pasivo de las familias y las empresas residentes en España superan en un 33% a sus ahorros a pesar de frenar su ritmo de avance al 3,1% en febrero.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 13.04.2009

La conjunción del alto nivel de endeudamiento de los hogares y los problemas económicos causados por el alza del desempleo ha disparado los embargos de viviendas por parte de las entidades. Concretamente, durante el año pasado se han registrado 58.686 ejecuciones hipotecarias, más del doble que los 25.943 procesos planteados el año anterior en los juzgados civiles, los pertinentes para estos casos, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Según estos datos, los embargos se han disparado sobre todo en los últimos tres meses de 2008, hasta alcanzar la cifra récord de 21.211, frente a los 13.487 procesos del trimestre anterior y muy por encima de los 8.836 procesos del mismo período de 2007.

Las demandas de ejecución por impago de hipotecas permiten que la entidad financiera u otro acreedor subaste el bien (normalmente una vivienda o un edificio) para recuperar los importes prestados más los intereses, por lo que el CGPJ había pronosticado el año pasado que se multiplicarían ante los actuales "momentos de dificultad financiera y económica".

De hecho, el año pasado se solicitaron tantas ejecuciones hipotecarias como en 2005, 2006, y 2007 juntos, superando ligeramente las previsiones del CGPJ, que preveía 53.272 procedimientos. Para este ejercicio, el órgano espera un crecimiento algo más moderado, del 43,5%, lo que arrojaría 76.463 ejecuciones hipotecarias, que pueden afectar tanto a particulares como a empresas, ya estén en concurso de acreedores o no, recuerda el socio de CMS Albiñana y Suárez de Lezo Juan Ignacio Fernández Aguado.

Estos procedimientos, que tienen un trámite "sencillo y estándar", se venían resolviendo entre 6 y 8 meses, aunque el aluvión de trabajo en los juzgados y las diversas variables a las que están sometidos están provocando que el plazo se haya prolongado a una horquilla de entre 10 y 14 meses, señala Fernández Aguado.

Por comunidades, el mayor número de ejecuciones hipotecarias se registró en Andalucía, seguida muy de cerca por Cataluña y, algo más lejos, por Valencia. No obstante, el mayor incremento porcentual tuvo lugar en Murcia, La Rioja y Navarra, en tanto que Asturias fue la región donde menos crecieron estos procedimientos.

EL MENOR AVANCE DE LA DEUDA

En cuanto al pasivo de los hogares españoles, las deudas contraídas por las familias para la adquisición de una vivienda ascendían en febrero a 672.288 millones de euros, un 0,1% menos que en enero, con lo que la cifra se reduce por tercer mes consecutivo, según los últimos datos del Banco de España.

Además, en base a las cifras de la institución que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, los hogares y las empresas residentes en España adeudaban en diciembre de 2008 a bancos, cajas y cooperativas de crédito un 33,8% más de lo que tenían ahorrado en depósitos.

En diciembre de 2008 la deuda de los hogares españoles para este fin se redujo hasta 673.153 millones de euros desde los 673.685 de noviembre, y en enero se situó en 673.014 millones de euros. A pesar de esta tendencia a la baja, en los últimos doce meses la deuda hipotecaria de las familias se ha incrementado un 3,1%, el menor aumento de toda la serie histórica. De hecho, los datos de febrero sitúan esta cantidad en niveles de octubre del año pasado, cuando alcanzó su cota máxima en 672.182 millones de euros.

El conjunto de las deudas acumuladas por las familias residentes en España con bancos, cajas y cooperativas para cualquier fin, no sólo para la adquisición de vivienda, ascendía en febrero a 905.760 millones de euros, un 2,6% más que un año antes pero un 0,2% menos que en enero, y un 1% menos que en noviembre, cuando alcanzó un máximo de 915.357 millones de euros.

Si se abre el foco y se suma el pasivo de las empresas, el total de la deuda ascendía a cierre de diciembre a 1,84 billones de euros, un 33,8% más que el conjunto del ahorro de los sectores residentes (1,21 billones). La diferencia entre lo que deben y lo que tienen ahorrado se sitúa así en cerca de 625.000 millones de euros a pesar de caer en diciembre respecto a septiembre, cuando era del 37,3%.

58.686 hipotecados pierden su vivienda
Comentarios