#TEMP
jueves 19/5/22
NUEVATRIBUNA.ES / L.M. - 25.11.2009

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, se plantea introducir tipos de interés variable en su próxima oferta de dinero, una última subasta que pone fin a la financiación sin límite -al 1 por ciento- de que ha gozado la banca en el último año.

El Banco Central Europeo sigue estudiando su estrategia de salida, dentro de la cual Trichet -el presidente del BCE- juzga prioritario ahora estrechar el manguerazo de dinero fresco, líquido, que el organismo encargado de velar por el poder adquisitivo de la moneda única y la estabilidad de precios, abrió a raíz de la quiebra de Lehman.

Trichet, después de restringir las condiciones de acceso a la máquina de billetes europea, se dispone ahora a estrechar el acceso a la próxima subasta que el Banco Central celebrará próximamente, la última macro inyección a un año -hasta ahora siempre a un tipo fijo del 1 por ciento- mediante un tipo de interés variable.

Sin embargo, Trichet teme que su decisión se interprete en los mercados como el avance de una subida de tipos inminente, lo que podría perjudicar a la eurozona, al revalorizar el euro en pleno proceso de recuperación de la economía europea.

Aunque las deliveraciones del Consejo de Gobierno del banco central -compuesto por Trichet y el resto del comité ejecutivo, más los 16 gobernadores de bancos nacionales- son secretas, según la agencia Bloomberg, el Banco Central se decantará por dejar como están los tipos en su próxima reunión, es decir, en el 1 por ciento actual.

Fuentes cercanas a la operación indican que el banco central europeo se decantará por dejar los tipos en el 1 por ciento. Eso sí, el banco estudia también reducir en 2010 la frecuencia de sus ofertas a plazos menores -3 y 6 meses- y dejarlas en una subasta trimestral, añade la agencia norteamericana.

'Stop' a la liquidez
Comentarios