#TEMP
domingo 29/5/22

"Reconozco un ánimo de revancha", afirma el jefe de regulación del Banco de España

El directivo del Banco de España denuncia la "arbitrariedad supervisora" que permitió prosperar al modelo de banca anglosajón y advierte que "el futuro de la banca internacional pasa por el modelo español".
> Solbes y la gestión "relativamente profesional" de las cajas
> La pelea por los tipos
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 26.11.2009

El director general de Regulación del Banco de España, José María Roldán, aseguró este jueves que el futuro de la banca internacional tras la crisis financiera que ha afectado a todo el mundo pasa por la vuelta al modelo tradicional que caracteriza al sistema financiero español.

Roldán, que participaba en las jornadas organizadas por la Abogacía del Estado sobre regulación financiera, defendió que el modelo de banca en España se basa en las relaciones comerciales a largo plazo con los clientes sin dejar de lado la innovación, que permite ganancias en eficiencia.

Pocos meses antes que estallara la crisis financiera internacional en el verano de 2007 por las hipotecas basura en Estados Unidos "se veía a la banca española como algo primitivo", subrayó Roldán, para quien se trata de algo "irónico" que este modelo haya confirmado finalmente su validez frente a otros más complejos con carencias de supervisión.

"Reconozco un ánimo de revancha", admitió el director general de Regulación del Banco de España, tras destacar que el modelo bancario que más se valoraba antes del estallido de las subprime, el de originar productos para su posterior distribución y con gran peso de operaciones en el mercado financiero, "se ha demostrado trágicamente inviable".

Este modelo imperante en el mundo anglosajón de originar para distribuir se fundamentaba en la existencia de vehículos de productos estructurados a través de los que se transmitía la exposición al riesgo de crédito, sin requerimientos mínimos de capital ni supervisión.

"La mayor rentabilidad de este modelo era fruto de una arbitrariedad supervisora espectacular", de la generación de grandes volúmenes de negocio basado en crédito, a veces sin garantía real, agregó el director de Regulación. En este escenario, los agentes "no contaban con incentivos para "hacer las cosas bien", afirmó.

'ES ALGO INEVITABLE'

"No podemos permitir que la generación de riesgo de crédito esté en manos de este tipo de agentes. Ahora se están tomando medidas para reforzar la regulación, es algo inevitable dadas las consecuencias de la crisis", recalcó Roldán, para quien "lo mejor, es la vuelta a lo básico".

Aunque el sistema financiero español no sea del tipo originar para distribuir, las entidades se han visto afectadas por sus consecuencias en los mercados financieros, donde han obtenido desde 2007 el 60 por ciento de su financiación, dijo. Las entidades acudían a los mercados "de forma inteligente", obteniendo financiación barata, pero ésta cada vez va a ser "más cara", agregó.

En este sentido, recalcó que las cuentas de resultados de las entidades españolas deberán afrontar en el futuro un menor peso de la financiación y unos menores márgenes procedentes de la obtención de financiación barata, por lo que "van a ser más complicadas".

De otro lado, recordó que el sistema financiero español cuenta con un exceso de capacidad que hay que adelgazar en los próximos años, para lo que cuenta con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

"Reconozco un ánimo de revancha", afirma el jefe de regulación del Banco de...
Comentarios