#TEMP
miércoles 18/5/22

¿Quién va a hacer de Pedro Solbes?

Cinco horas de debate económico tapan el ‘debut’ de la nueva ministra Elena Salgado, que esboza las líneas de su política. Reestructurar el sistema financiero es uno de sus objetivos.
L.M. / NUEVATRIBUNA.ES - 22.04.2009

El hemiciclo donde se sientan los representantes políticos terminó hoy de dibujar el gran interrogante que se cierne sobre la capacidad de Elena Salgado para tomar las riendas de la economía en el actual momento de crisis. Los diputados lanzaron al aire cuestiones como “¿Quién va a hacer de Pedro Solbes?” o “¿Va a poner freno al despilfarro?” en una batería de preguntas dirigidas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríquez Zapatero, responsable de su nombramiento, y que Salgado tuvo que escuchar, sin posibilidad de respuesta, a lo largo de la extensa sesión donde el Presidente explicó los últimos cambios en su Gobierno.

Sentada en el banco azul, y muy aplaudida por el Grupo Socialista en su turno de intervención, ya en la sesión de control, la nueva ministra de Economía esbozó las líneas de su futura política, al frente de Economía, un ministerio adonde llega en una “fase aguda” de la recesión, según señaló el propio Zapatero.

Tras indicar que esta crisis supondrá “mucho más que un cambio de ciclo”, Zapatero destacó además el papel que ha jugado España durante la reciente cumbre del G-20, el órgano que reúne a los países más industrializados del mundo, y la inclusión en el Consejo de Estabilidad Financiera, donde España participará en el diseño de las nuevas normas financieras internacionales.

Además, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se aferró a algunas buenas noticias, como el hecho de que el nuevo Audi Q-3 vaya a fabricarse en plantas de automoción españolas. Además, Zapatero informó de que el Fondo de Inversión Local ha supuesto la contratación de 55.000 nuevos trabajadores, dentro de un total de 155.000 trabajadores contratados hasta la fecha, fruto de la inversión de 1.877 millones realizada por el Fondo Local hasta el quince de abril, sobre un total de 8.000 millones prespuestados en total.

Tras felicitar a Salgado por el desarrollo del Fondo Local, del cual se encargó como ministra de Administraciones Públicas, Zapatero justificó el relevo de Pedro Solbes, el ministro destituido y cuyo equipo paró “el primer golpe” de la crisis, dijo el presidente, quien añadió además elogios hacia el buen papel jugado por Elena Salgado en la gestión del Fondo Local, por medios “exclusivamente telemáticos”, dijo.

Zapatero afirmó que las familias verán aumentar su renta en 40.000 millones de euros próximamente, gracias a la bajada del petróleo y de los tipos de interés, y la repercusión de este último índice en el Euríbor. Según el presidente, esta cantidad supondrá un revulsivo para la economía cuando “la confianza vaya abriéndose camino”, dijo, algo ocurrirá en breve plazo, como ya empiezan a señalar algunos indicadores, dijo.

Ya en la sesión de control, Elena Salgado respondió a las preguntas de los diputados con un esbozo de las líneas que marcarán su política económica, entre ellas, combatir la crisis, así como sentar las bases de un nuevo patrón de crecimiento y facilitar la transición de uno a otro modelo con reformas, “pero en el marco del Diálogo Social”, aseveró.

El Gobierno se dispone a “iniciar un proceso de reestructuración” del sistema financiero, dijo la ministra, sobre las bases de la transparencia, la viabilidad, el mantenimiento de los puestos de trabajo y el menor gasto para el Estado.

En cuanto a la financiación autonómica, Salgado afirmó que el Gobierno pretende mejorar los recursos de las comunidades, y rechazó las críticas del PP, a quienes culpó de crear el “sistema Montoro” en 2004, que no ha funcionado, según la ministra. “Ustedes crearon el problema”, dijo.

¿Quién va a hacer de Pedro Solbes?
Comentarios