Miércoles 19.06.2019

¿Por qué ahora Europa intensifica su ofensiva contra la evasión fiscal?

El pasado 22 de mayo el Consejo Europeo acordó impulsar un paquete de medidas para luchar de forma decidida contra la evasión fiscal. Este paso es llamativo de por sí, sobre todo si tenemos en cuenta que viene acompañado de un calendario para su puesta en marcha. Ahora bien, el camino no es nada fácil y, haciendo un ejercicio de retrospectiva, las ambiciones iniciales de la Unión Europea suelen quedar bastantes diluidas con el paso del tiempo. Aún así, concedámosle el beneficio de la duda.

La respuesta es obvia: ahora es cuando hace más falta el dinero y, como los ciudadanos de a pie ya no pueden soportar más carga fiscal y ajustes, es el turno de las grandes corporaciones y patrimonios

Dicho esto, y dando por hecho que la ofensiva de la UE fuese firme, no está de más preguntarse por qué ahora y por qué con tanto aparente interés. La respuesta es obvia: ahora es cuando hace más falta el dinero y, como los ciudadanos de a pie ya no pueden soportar más carga fiscal y ajustes, es el turno de las grandes corporaciones y patrimonios.

Puede que estas palabras resulten un tanto ‘crudas’, pero el propio comisario de Fiscalidad de la Comisión Europea, Algirdas Semeta, puso ceros a este simple razonamiento: cada año Europa pierde por el sumidero de la evasión fiscal un billón de euros. Sí, un billón con ‘b’. De esta cantidad, a España le tocan 90.000 millones, unos 2.000 euros por barba aunque no todos asumen este esfuerzo adicional en la misma proporción: las grandes compañías y fortunas son responsables del 72% del fraude, que ocasiona pérdidas al fisco superiores a los 40.000 millones de euros anuales.

Empujados por la presión creciente de la opinión pública, que cada día asiste atónita a nuevos escándalos de corrupción política y económica, los líderes de la UE parecen haber hecho de la necesidad virtud para que los que más tienen empiecen a pagar lo que les corresponde.

Con este órdago de la Unión Europea queda de nuevo en evidencia algo que los Técnicos de Hacienda venimos denunciando desde hace tiempo: no es cierto que en España se suban los impuestos porque son más bajos que en el resto de países europeos. Se suben porque la élite económica y social defrauda y elude cada vez más sus obligaciones ante Hacienda. ¿Cómo sino se explica que la presión fiscal haya bajado en España seis puntos desde el inicio de la crisis pese al aumento de impuestos? Sin duda, una pregunta para ponerse a pensar. Reflexionen, reflexionen….

Contesta Carlos Cruzado,
Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

Comentarios