<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 10.12.2022

"Ni Keynes hubiera tomado esas medidas"

LUIS MARTÍNEZ
Los 'populares' celebran la “conversión paulina” del Gobierno a la senda de consolidación fiscal. La caída de la recaudación del Impuesto de Sociedades preocupa a todos los grupos. CiU pide que el Ejército reduzca su número de efectivos.
NUEVATRIBUNA.ES- 22.06.2010

Gobierno y oposición se enzarzaron hoy en el Congreso en una discusión a cuenta del déficit del Estado -que ascendió a 18.818 millones de euros hasta mayo, un 5,7 por ciento menos que el año pasado-. “Todo va según lo previsto”, anunció el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos. “Según lo previsto, no”, rechazó el portavoz 'popular', Vicente Martínez Pujalte, quien afirmó que "el Gobierno ha recortado el salario de los funcionarios, congelado las pensiones y parado la inversión”. “No era lo previsto”, enfatizó el portavoz 'popular'.

Ocaña reiteró que el Gobierno centrará sus esfuerzos en controlar el déficit y se reservará la creacion de un nuevo impuesto para las rentas altas hasta finales de año, cuando se elaboran los Presupuestos Generales del Estado (PGE). El compromiso del Ejecutivo, recordó, incluye la reducción de los 'números rojos' públicos desde el 11,2 por ciento, en 2009; hasta el 9,3 por ciento, el próximo año; el 6 por ciento, en 2011; el 4,4 por ciento, en 2012; y, finalmente, el 3 por ciento -exigido por Bruselas- en 2013.

Pese al buen comportamiento del IVA -que creció un 21,9 por ciento hasta mayo-, los grupos reprocharon al Gobierno la mala evolución del Impuesto de Sociedades que pagan las empresas. La recaudación por este tributo cayó un 18 por ciento en ese período, un descenso que sirvió al portavoz de CiU, Pere Macías, para aseverar que “la senda de la recuperación no ha llegado para las 'pymes'”.

“Todo se ha parado”, diagnosticó, por su parte, el portavoz 'popular' Martínez Pujalte, quien ironizó sobre la “conversión paulina” por parte del Gobierno hacia la senda de la consolidación fiscal, un cambio que aplaudió, tras lamentar “cuánto tiempo” ha perdido el Gobierno, en su opinión, con “medidas indiscriminadas de estímulo fiscal”. Según el portavoz 'popular', la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, “engañó” cuando tomó posesión del cargo, en abril de 2009, y declaró, a diferencia de su predecesor, Pedro Solbes, que había “margen” para nuevas medidas de estímulo. Por el contrario, en opinión de Pujalte, “tenía razón el Sr. Solbes”.

“!Qué absurdo hacer un Presupuesto en diciembre y, ya el 29 de enero, aprobar un crédito de no disponibilidad!”, criticó Vicente Martínez Pujalte, en referencia al cambio de opinión del Gobierno. “Ni Keynes habría tomado esas medidas”, añadió. A partir de ahora, reclamó, “habrá que hacer políticas de oferta”, dijo tras recordar que el problema principal de España, además de la “crisis fiscal”, es la “falta de competitividad” de las empresas. “Y eso es un cáncer”, remachó.

MÁS ATLANTISTAS QUE EUROPEÍSTAS

En su respuesta, el portavoz socialista, Francisco Fernández Marugán, reivindicó la “política de expansión de la demanda” llevada a cabo por el Ejecutivo durante la crisis, “en un momento en que no había demanda”, explicó. A continuación, Marugán criticó la “inquina” que “algunos economistas conservadores” demuestran hacia el economista “conservador” John Maynard Keynes, defensor de la expansión del gasto público en momentos de crisis.

Más tarde, en tono intimista, Marugán reflexionó sobre las convicciones de sus adversarios conservadores, en un argumento que le sirvió para aclarar la respuesta del Gobierno en un momento como el actual, que está marcado, dijo, por “un ataque desmesurado al euro”. “Esto es algo que no me atrevo a decir en el Pleno”, confesó. “Ustedes, los del PP, son atlantistas más que europeístas”. “Por eso ponen siempre más énfasis en políticas de la oferta”, concluyó.

A continuación, Marugán cargó contra el ministro de Hacienda en la época de gobierno 'popular', Cristóbal Montoro, bajo cuyo mandato debería haberse logrado el superávit presupuestario, dijo. Este superávit, continuó, sólo fue posible con el ministro Solbes, ya en la etapa de Gobierno socialista, afirmó Marugán, tras criticar las “aventuras tributarias” y las privatizaciones durante el Gobierno Aznar.

“Desechad toda esperanza”, añadió el portavoz socialista, citando a Dante, y tras rechazar una vez más las políticas de oferta demandadas por los 'populares' para salir de la crisis. Estas políticas sólo hubieran servido, en su opinión, para “incentivar sectores que estaban saturados”.

REDUCCIÓN DE EFECTIVOS DEL EJÉRCITO

Por su parte, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, rechazó “rotundamente” que el Gobierno se esté planteando llevar a cabo una amnistía fiscal, como se ha especulado, y confesó desconocer qué obras recortará el ministerio de Fomento, obligado a recortar la inversión por valor de 6.000 millones de euros. Ocaña explicó que “lleva tiempo decidir qué obras no se van a hacer, de tal manera que conlleve los mínimos costes posibles en el pago de indemnizaciones” a las constructoras adjudicatarias.

Por último, el portavoz de CiU, Pere Macías, criticó la “pésima política” de personal del Gobierno, tras constatar que los gastos en esta materia continúan subiendo, a pesar de los recortes. En su respuesta, Ocaña explicó que los gastos de personal han subido un 3,1 por ciento hasta mayo debido a la “tremenda inercia” que tiene la oferta de empleo público, en este caso, en dos cuerpos, como son la Policía y las Fuerzas Armadas. En este sentido, Macías demandó una reducción de efectivos en las Fuerzas Armadas y puso el ejemplo de Alemania, cuya canciller, Angela Merkel ha anunciado un recorte de 10.000 hombres en el Ejército germano.

"Ni Keynes hubiera tomado esas medidas"
Comentarios