lunes 18/10/21

¿Marcha atrás del Gobierno o error de redacción del decreto de medidas de ajuste?

La medida que impedía a los gobiernos municipales endeudarse hasta el 2012 no entrará en vigor hasta el 1 de enero de 2011. No era eso lo que se desprendía de la redacción inicial del Real Decreto sobre las medidas de ajuste que este lunes se publicó en el BOE.
> Los ayuntamientos no podrán endeudarse hasta 2012
NUEVATRIBUNA.ES - 25.5.2010

El Gobierno ha dado marcha atrás y ha publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una corrección para retrasar hasta enero de 2011 la prohibición a los ayuntamientos de endeudarse a largo plazo. Esto significa que a partir del 1 de enero de 2011 hasta el 31 de diciembre de ese mismo año ni las entidades locales ni sus entidades dependientes clasificadas en el sector Administraciones Públicas podrán acudir al crédito público o privado a largo plazo, en cualquiera de sus modalidades, para financiar sus inversiones. Es decir, los ayuntamientos no podrán endeudarse a largo plazo durante todo el año 2011, un cambio significativo respecto al contenido original del decreto antidéficit publicado ayer en el BOE, que establecía que esta prohibición entraría en vigor desde hoy hasta el 31 de enero de 2011.

Asimismo, también durante todo el año 2011 los ayuntamientos tampoco podrán sustituir total o parcialmente operaciones preexistentes, a excepción de aquellas que en valores actuales netos resulten beneficiosas para la entidad local en cuestión en el sentido de que ayudarían a reducir la carga financiara, el plazo de amortización o ambas cosas. El decreto antidéficit establece además los destinos preferentes que deberán tener los ahorros de las entidades locales derivados de la reducción de gastos de personal en 2010 y 2011. Dichos destinos pasan en primer lugar por sanear sus remanentes negativos y, en segundo término, a reducir su nivel de endeudamiento a largo plazo. En tercer lugar, podrán destinar este dinero a financiar inversiones.

La medida, que se conoció ayer cuando el Real Decreto apareció publicado en el BOE pero que nadie había comentado previamente, ni siquiera en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la aprobó, había provocado un gran revuelo entre los municipios españoles, muchos de los cuales formalizaron los créditos que tenían apalabrados con entidades financiera nada más conocer la noticia. Ahora, tendrán siete meses por delante para solicitar créditos públicos o privados a largo plazo que les ayuden a financiar sus proyectos.

Los alcaldes más críticos con la primera versión del BOE fueron, como es lógico, los del PP. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, calificó de "burrada" prohibir a los ayuntamientos endeudarse porque pondría en riesgo los servicios que prestan las corporaciones locales y el coordinador de Política Autonómica y Local del partido, Juan Manuel Moreno, rechazó la medida y acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de generar "una enorme alarma" y de llevar a la "bancarrota" al conjunto de las corporaciones locales.

Pero también hubo reticencias por parte de algunos socialistas. El alcalde de Lleida, Àngel Ros, reprochó al Gobierno que practique el "café para todos" al prohibir que los consistorios se endeuden. Por su parte, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, hizo una lacónica declaración en el Ministerio de Política Territorial, tras reunirse con Manuel Chaves, en la que dijo que el decreto tenía "mucho que ver con la posición defendida por la FEMP", justificándolo en base a la exigencia de que el Gobierno "gobierne y gestione" y que la oposición tenga "sentido de Estado por encima de las posiciones partidistas y los votos".

Desde el Gobierno se han esforzado este martes en quitar importancia a la rectificación. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha atribuido a un error sin importancia lo que ha calificado de "corrección" y ha explicado que "todos los BOE llevan siempre corrección de errores, todos los decretos, y máxime un decreto ley que es tan complicado como éste en su redacción".

El secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, también ha subrayado que el Gobierno no ha incurrido en "ningún cambio de posición" sobre la fecha en que se prohibirá a los ayuntamientos pedir créditos, "sino una simple rectificación de errores en el BOE". Hernando, en un comunicado, ha aprovechado para dar el apoyo del PSOE a la decisión del Gobierno "de pedir a los ayuntamientos que colaboren en la salida de la crisis y en la reducción del déficit", puesto que todas las instituciones deben ser "corresponsables".

También ha hablado Pedro Castro, alcalde de Getafe y presidente de la FEMP, que ha celebrado que "afortunadamente haya habido sensatez" y ha comentado que la rectificación anunciada, permitiendo recurrir al crédito hasta finales de año, "perece lógica", ya que "no se pueden cambiar las reglas del juego a mitad del partido". Castro ha añadido que los ayuntamientos habían aprobado "unos presupuestos con unas condiciones" que "no se pueden cambiar a lo largo del año". De esta forma, y tras la rectificación del Gobierno, "se ha normalizado la situación y hasta el 1 de enero de 2011 la situación" de los ayuntamientos "será igual", ha destacado en declaraciones a Telemadrid.

Dicho esto, ha señalado que esta marcha atrás no tiene porqué provocar que los alcaldes de los ayuntamientos vayan a los bancos a pedir créditos en masa, sino que "se entiende que, cuando se hicieron los presupuestos de 2010, todos los alcaldes habíamos previsto nuestras necesidades". "Entonces, lo que podemos hacer es seguir con nuestro presupuesto sin hacer recortes", puesto que la diferencia hubiera radicado en que los consistorios no hubieran podido "desarrollar las obras y proyectos que teníamos por no poder ir al crédito".

Preguntado por si este recorte afectará ala situación económica de las administraciones públicas, puesto que muchas de ellas aún no han cobrado las cantidades que el Gobierno les debe por las obras contratadas en base al Plan E, Castro ha descartado que esto lleve a los organismos a la suspensión de pagos, ya que "el cambio de decreto ha permitido flexibilidad para la vida municipal y capacidad para dar respuesta a las necesidades".

Para el PP, sin embargo, la nueva redacción del decreto es sólo una muestra más de la descoordinación en el seno del Ejecutivo. La portavoz 'popular' en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado además que el presidente Zapatero tampoco hizo ninguna mención a las medidas de ajuste que afectan a los ayuntamientos durante el acto con alcaldes socialistas que celebró en Elche el pasado fin de semana. La conclusión de Sáenz es que Zapatero "le engañó".

> PDF: Real Decreto de medidas para reducir el déficit público

> PDF: Corrección de errores en el BOE del 25 de mayo de 2010

¿Marcha atrás del Gobierno o error de redacción del decreto de medidas...
Comentarios