#TEMP
sábado 21/5/22

"La CEOE se equivoca de la A a la Z"

El ministro de Trabajo ha vuelto a criticar a la patronal por presentar unas propuestas que no podía asumir la mesa del diálogo social. Cestino Corbacho comparecerá el próximo 27 de agosto en el Congreso de los Diputados para explicar la ruptura de la negociación.
> Toxo advierte cierto extremismo en la CEOE
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 28.7.2009

Antes de que se reuniera la Junta Directiva de la CEOE, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó que la patronal "se ha equivocado de la A a la Z" en sus demandas y no ha permitido dar el mensaje de confianza que necesita la economía española.

Corbacho denunció que lo "único" que quería sacar la CEOE de esta negociación era la rebaja de las cotizaciones sociales y el contrato con una indemnización de 20 días por año trabajado. Por ello, el titular de Trabajo e Inmigración se mostró contundente y afirmó que "no reanudaremos el diálogo social en base al último documento de la CEOE".

En este sentido, explicó que a una negociación se puede ir de dos maneras. Por un lado "para que los demás aprueben tus propuestas como hace la CEOE" y por otro "con la intención de buscar el mínimo común denominador en el que todo el mundo deja algo para seguir avanzando" y "no ha sido ni mucho menos la intención de la CEOE en los últimos cuatro meses".

Corbacho lamentó que la patronal que preside Gerardo Díaz Ferrán no haya dado importancia al diálogo social "que ha dado grandes beneficios a este país". No obstante, reiteró que el Ejecutivo mantiene su "predisposición" para continuar negociando "si la postura de CEOE cambia, porque el Gobierno nunca va a negar el diálogo".

Asimismo, arremetió contra el Partido Popular "que lleva ocho meses hablando de reforma laboral y aún no la conocemos". Añadió que el PP se siente "plenamente identificado" con la propuesta de CEOE y confirmó que el Gobierno "no tiene en su agenda" ninguna rebaja de las cotizaciones sociales para llevar al Consejo de Ministros del próximo 13 de agosto.

Tras la reunión de la dirección de la patronal y después de la comparecencia en rueda de prensa de Gerardo Díaz Ferrán, el ministro reiteró que desconfía de sus intenciones y reiteró que para volver a convocar la mesa del diálogo social hace falta una "base documental" y una "voluntad explícita" de acuerdo.

En cualquier caso, Corbacho agradeció la oferta de la CEOE para retomar el diálogo, así como la puerta abierta dejada el lunes por el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, al considerar cerrada sólo una fase del diálogo social, y dijo que "está bien" que los agentes sociales "sean conciliadores en sus manifestaciones en lugar de recriminarse".

Para finalizar, Corbacho pidió tiempo: "El tema del diálogo social está muy reciente. Dejemos pasar el mes de agosto y en septiembre tendremos más datos para pronunciarnos". Mientras tanto, garantizó que "el Gobierno irá tomando las medidas convenientes y oportunas en función de la crisis".

EXPLICACIONES EN EL CONGRESO

Pero todas las explicaciones sobre la ruptura del diálogo social y el distanciamiento entre el Gobierno y la patronal se producirán el próximo 27 de agosto en el Congreso de los Diputados, cuando comparezca el ministro de Trabajo. La comparecencia fue solicitada por el Grupo de ERC-IU- ICU con el respaldo del PNV, pero todos los demás la apoyaron en la Diputación Permanente y la portavoz socialista, Isabel López Chamosa, anunció la fecha acordada.

El autor de la petición, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, atribuyó la ruptura a la patronal, por entender que "se ha pasado de la raya" al intentar que los trabajadores paguen las consecuencias de la crisis económica y ha resultado "lógico que los sindicatos se planten".

El PNV había suscrito la petición para poder tramitarla, pero su portavoz, Emilio Olabarría, precisó que su grupo rechaza imputar responsabilidades antes de escuchar las explicaciones del ministro. Apuntó, además, que debería ser el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien explique esa ruptura, puesto que fue él quien prometió el diálogo social y quien ha asumido la confrontación con la patronal.

Esa misma tesis defendió el portavoz de CiU, Pere Macías, que se declaró "atónito" ante lo sucedido y lamentó que los niveles de responsabilidad "de unos y otros" no hayan permitido llegar a un acuerdo. Macías alertó de que los empresarios españoles "no se merecen la bronca del Gobierno" dirigida a la patronal, y pidió que se abandone "la visión simple y anodina de buenos y malos" según la cual sólo hay que proteger a unos porque los otros "viven bien".

La portavoz del PP, Celia Villalobos, sugirió que el diálogo social ha fracasado porque el presidente sólo buscaba "una foto". Ironizó con "el acto de vergüenza torera" del presidente al plantar a la patronal y juzgó "impresentable" su comportamiento.

López Chamosa reiteró que la ruptura se ha debido a la pretensión de la patronal de garantizar "despido libre" y dijo al PP que "la envidia es muy mala" y por eso la falta de argumentos se salda con intervenciones "en plan faltón".

"La CEOE se equivoca de la A a la Z"
Comentarios