#TEMP
miércoles. 17.08.2022
ANTE UN POSIBLE RESCATE

Rubalcaba: "El dinero público tiene que volver a las arcas públicas"

El secretario general del PSOE ha reclamado al Gobierno de Rajoy que si "decide pedir un rescate, cualquiera que sea la fórmula que utilice", tiene que quedar muy claro que "no pueden pagar justos por pecadores" y que el dinero que se ponga vuelva a las arcas públicas.

Alfredo Pérez Rubalcaba se ha expresado en estos términos en un encuentro con alcaldes y portavoces municipales socialistas con ocasión de la constitución hace un año de los ayuntamientos surgidos de las elecciones locales de mayo de 2011.

Aunque el grueso de su intervención ha estado centrado en la defensa del municipalismo, Rubalcaba ha reconocido que no podía dejar de comentar una palabra que "hoy aparece en todos los medios de comunicación: rescate", en un momento de "gravedad extrema" de la crisis económica.

Después de recordar que el PSOE ha trabajado por evitar el rescate, tanto desde el Gobierno como desde la oposición, apoyando al Ejecutivo de Rajoy en Europa, ha recalcado la conveniencia de decir a los españoles que, aunque España está pasando momentos muy difíciles, es "un país serio, con una economía solvente". "Y que vamos a salir adelante", ha apostillado.

A su entender, si el Gobierno decide ahora "pedir un rescate, cualquiera que sea la fórmula que utilice", tiene que dejar claro a los ciudadanos que "no pueden pagar justos por pecadores y que el dinero público tiene que volver a las arcas públicas".

En todo caso, se ha mostrado convencido de que éste es el momento de todos los españoles unidos defiendan ante Europa y el mundo la solvencia y la fortaleza del país, al tiempo que ha prometido que el PSOE hará un ejercicio de responsabilidad. Y es que, según su razonamiento, cuando los ciudadanos lo están pasando tan mal como ahora, los representantes políticos tienen que ser "por encima de todo responsables".

También ha querido poner el acento en las palabras de ayer del presidente estadounidense, Barack Obama, que reclamó políticas de estímulo al crecimiento combinadas con los ajustes para no ahondar en la recesión y que se declaró partidario de modificar el ritmo de cumplimiento del calendario del objetivo de déficit.

"Llevamos un año con este discurso. Vamos a ver si ahora que lo ha dicho Obama y además en inglés se le oye mejor donde tiene que oírse", ha bromeado, en una jornada que -ha precisado- no está "para muchas bromas".

Así las cosas, ha indicado que los socialistas españoles y europeos llevan un año diciendo que hay que ajustar a un ritmo razonable e introducir medidas de crecimiento, ya que, de otro modo, no se podrá salir de actual "la espiral diabólica".

En esta línea, ha indicado que la UE ya revisó el objetivo de déficit para este año, en una negociación que el Gobierno, a su entender, no gestionó bien, pero ha juzgado que además es necesario alargar el calendario más allá de 2013.

Rubalcaba ha criticado en este punto la posibilidad de que Europa dé un año más a España pero a cambio de "apretar y apretar", lo que puede conducir a que "sea peor el remedio que la enfermedad".

De ser así, su criterio es que el Gobierno debe ser tajante y pedir más tiempo para cumplir "con toda claridad". "Si no nos dan más tiempo, incumpliremos", ha advertido.

"Si nos vas a dar un año más y nos vas meter otra ronda de ajustes, pues va a ser peor el remedio que la enfermedad", ha reiterado dirigiéndose a la Comisión Europea. "Necesitamos más tiempo para cumplir (...), pero que no nos dé más tiempo y nos obligue a ajustar mucho más", ha remachado.

Al inicio de su intervención, ha puesto de relieve la vocación municipalista del PSOE, persuadido de que para que su partido vuelva a recuperar la confianza de los electores tiene que empezar por el ámbito local.

Para reconquistar esa confianza, el PSOE tiene que recuperar su espíritu municipalista, ha dicho, y eso va más allá de los discursos políticos y los grandes debates, porque "tiene más que ver con la calle que con las moquetas".

Tras señalar que el PSOE y el Gobierno han acordado revisar "la arquitectura institucional" para que las administraciones funcionen mejor y para que ejerza las competencias quien mejor las gestione y de una forma más barata, Rubalcaba ha marcado dos "líneas rojas" que los socialistas no están dispuestos a traspasar.

Una es la autonomía municipal, que ha calificado de "fundamental" porque tiene que ver con el ejercicio del poder, de las competencias propias y de unos límites que no se deben pasar porque es más eficaz la acción de los municipios si son autónomos y no están "intervenidos".

La otra es el carácter que los municipios han adquirido en democracia como prestadores de servicios sociales, sobre todo con una "crisis tan tremenda" como la actual, con la que no se pueden suprimir servicios que en muchos casos sólo se prestan desde los ayuntamientos.

Desde su punto de vista, las corporaciones locales son "los primeros rompeolas de la democracia en materia de crisis" y más aún en estos meses que van a ser "duros" y que se teme que "no va a ser sólo un problema de meses". "Ojalá encontremos un acuerdo sobre esta materia", ha deseado.

Rubalcaba: "El dinero público tiene que volver a las arcas públicas"
Comentarios