#TEMP
lunes. 15.08.2022

¿Economía sumergida en España? La hay desde la época de los Reyes Católicos

El ministro Corbacho comparece en el Congreso para hablar de empleo cuya recuperación a lo largo de 2010, según ha advertido, no será tan rápida como el tiempo que se necesitó para destruirlo. El dato de enero será malo.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.1.2010

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha avanzado que el paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo volverá a subir en enero, aunque ha precisado que su comportamiento se parecerá más al de los meses de enero de los años 2007 y 2008, cuando subió en 60.000 y 132.000 personas, respectivamente, que al de 2009, en el que repuntó en casi 200.000 personas. "Las proyecciones que manejamos indican que si se destruyó empleo en los meses de enero de años de bonanza, enero de 2010 no tendrá un comportamiento diferente, aunque pensamos que en estos momentos las situación del empleo se va a parecer más al comportamiento de 2007-2008 que al de 2009, que fue el año más tremendo", ha dicho Corbacho a su llegada al Congreso, donde comparece para explicar las perspectivas sobre el mercado laboral y el diálogo social.

Según el ministro, a partir de enero el paro va a tener un comportamiento "precrisis" y, aunque aún no puede darse por concluida la etapa de pérdida de puestos de trabajo, sí piensa que la economía española podría estar en "las fases finales de la destrucción de empleo".

Poco antes, en unas declaraciones a la cadena SER, Corbacho ha definido 2009 como el año "del epicentro de la crisis económica", con efectos "devastadores" sobre el empleo: "El año 2009 empezó con una destrucción de empleo muy fuerte, muy potente, que se fue atenuando (...) A partir de aquí, en 2010 el paro se irá atenuando y el primer semestre se va a parecer más al paro que se producía antes de la crisis que durante la crisis". Como ejemplo ha puesto el mes de enero, época en la que históricamente y de manera estacional se pierde empleo. De hecho, la media del periodo 2001-2007 es de una subida del paro de 86.000 personas. "Lo que hay que ver es si enero se aleja mucho o poco de la media estacional", ha señalado el ministro, para quien el repunte del desempleo en el primer mes de 2010 "se parecerá" más al que experimentó en 2008 que al de 2009.

En cualquier caso, Corbacho ha dejado claro que, aunque se salga de la crisis económica, el empleo tardará más en recuperarse: "Todos debemos empezar a asumir que si hemos tenido una crisis que ha durado dos años y medio, la salida no será tan rápida desde el punto de vista del empleo, ni aquí ni en Europa, como lo fue el tiempo que se necesitó para destruirlo".

INMIGRACIÓN IRREGULAR Y ECONOMÍA SUMERGIDA

Preguntado por si existe en España inmigración irregular, el ministro ha respondido que "no se puede negar la realidad" y ha admitido que sí, al igual que hay economía sumergida, tema éste último que hace unas semanas provocó cierta polémica entre él y la vicepresidenta económica, Elena Salgado. Esta vez se ha mostrado más prudente y aunque ha insistido en que en España hay economía sumergida "desde la época de los Reyes Católicos", ha admitido que es difícil medir la magnitud de este fenómeno. En cuanto a los estudios que intentan aproximarse y ofrecen cifras, su opinión es que "el valor (de esas cifras) es el que cada uno le quiera dar".

Más tarde, durante su comparecencia ante la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados, Corbacho ha anunciado que 282.000 personas se han beneficiado ya de la prestación de 421 euros para los trabajadores que han agotado la prestación o el subsidio por desempleo desde el 1 de enero de 2009 y que carezcan de rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Asimismo ha recordado que el programa extraordinario tiene una "duración limitada a 6 meses" y que busca dar una respuesta adecuada "a los parados más golpeados por la crisis". Los efectos de este programa se ven reforzados además por la participación de los parados en itinerarios de inserción laboral gestionados por las comunidades autónomas.

El ministro ha insistido en el impacto positivo de la medidas aprobadas por el Gobierno para el mantenimiento y el fomento del empleo recogidas en la ley de medidas urgentes de fomento del empleo, entre las que destacan las que favorecen los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) de suspensión frente a los de extinción. En este capítulo, ha revelado que el crecimiento medio de las suspensiones, desde que las medidas entraron en vigor en marzo de 2009, ha sido del 1.100%, frente al comportamiento a la baja de las extinciones. "Esto supone que más de 362.000 trabajadores se han beneficiado de la suspensión de empleo como alternativa al despido", señaló. Además, 400.000 desempleados se han beneficiado de la eliminación del periodo de espera de un mes para acceder al subsidio por desempleo, evitando de esta forma "situaciones de desprotección".

Corbacho se ha referido también a los efectos positivos de la reposición del derecho a la prestación por desempleo de aquellos trabajadores por EREs suspensivos o de reducción de jornada, si bien no ha facilitado cifras sobre el número de beneficiarios. Asimismo, ha destacado que el Ejecutivo ha incrementado la dotación presupuestaria para el pago de las prestaciones por desempleo con la aprobación de un crédito extraordinario de más de 16.700 millones.

¿Economía sumergida en España? La hay desde la época de los Reyes...
Comentarios