miércoles 21/10/20
PAGAR EN FUNCIÓN DE LA RENTA

“El Gobierno propone para Sanidad una fórmula a lo Lethman Brothers”

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica advierte de que excluir a las personas de mayor renta de la Sanidad Pública significaría volver al modelo de beneficencia con prestaciones escasas y de baja calidad para la mayoría de la población.

Un servicio para pobres será siempre un pobre servicio y significaría volver al modelo de beneficencia con prestaciones escasas y de baja calidad para la mayoría de la población

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica (FADSP) recuerda que la financiación actual de la Sanidad se realiza a través de los impuestos (IRPF, IVA, impuestos especiales) y que por lo tanto “no tiene ningún sentido que las personas que pagan impuestos dejen de tener derecho a las prestaciones sanitarias, salvo que lo que se pretenda es que dejen de pagar impuestos o una parte de ellos”.

Así responden a las declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, que este lunes, en una entrevista concedida la cadena Ser, apostó por "evitar" el modelo de copago como el proyectado en Cataluña pero abogó por abrir el debate sobre la progresividad, en el que se tengan en cuenta, por ejemplo, los ingresos, con el fin de mantener la calidad del sistema sanitario español.

"Tenemos que abrir un debate entre la Administración central y las comunidades autónomas y pensar, por ejemplo, si tenemos que proveer los servicios sanitarios gratuitos por ejemplo a quien gane más de 100.000 euros", ha señalado el titular de Economía. De Guindos ha rechazado que se vayan a modificar las competencias autonómicas en materia sanitaria o de educación, pero sí racionalizar y coordinar políticas y eliminar redundancias para que el sistema sea sostenible, al tiempo que ha negado que Ceuta o Melilla vayan a tener planes específicos.

También se ha referido a este asunto el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, al afirmar que el PP "quiere volver a poner el contador de la deuda sanitaria a cero y hacer cambios una vez puesta a cero para no volver a acumular deuda y poner en riesgo el sistema sanitario".

La FADSP asegura que “un buen servicio público necesita una financiación suficiente y esta solo puede venir de un sistema fiscal progresivo donde pagan más los que más tienen”. Además, subraya que el colectivo de personas que ganan más de 100.000 euros es reducido en España, por lo que el gasto sanitario que producen también lo es y su exclusión de las prestaciones sanitarias supondría cambios mínimos en la presión asistencial del sistema sanitario.

“Para que un servicio público tenga calidad es preciso que atienda a toda la población, sin discriminación de renta ni de grupo social. Un servicio para pobres será siempre un pobre servicio y significaría volver al modelo de beneficencia con prestaciones escasas y de baja calidad para la mayoría de la población, la que tiene menos recursos”.

La FADSP denuncia que el Gobierno “propone una formula a lo Lethman Brothers que cambiaria el modelo sanitario hacia el norteamericano donde con el mayor gasto sanitario del mundo (3 veces el español per capita) mas de 50 millones de personas no tienen derecho a la atención sanitaria y otras tantas tienen una asistencia sanitaria con prestaciones muy limitadas”.

“El Gobierno propone para Sanidad una fórmula a lo Lethman Brothers”
Comentarios