sábado 29/1/22

'Con sindicatos el trabajo es más seguro'

La crisis y el miedo a perder el empleo fuerzan cada día a más trabajadores a seguir trabajando tras sufrir un accidente laboral. El Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, con más de 67 actos programados, recuerda la ausencia de una política "efectiva" contra la siniestralidad.
NUEVATRIBUNA.ES/ L.M. - 24.04.2010

Cada día más trabajadores sufren un accidente laboral sin decidirse a pedir la baja. El miedo a perder el empleo se encuentra detrás de esta cifra., tras la cual se esconden sobre todo jóvenes y temporales, los grandes perdedores de esta crisis.

"Por cada trabajador fijo accidentado se registraban cinco temporales", confirma Marisa Rufino, secretaria confederal de Sanidad Laboral de UGT. En términos absolutos, los accidentes laborales se redujeron un más de un 16 por ciento en 2009 respecto al año anterior. Aún, entre casos graves y leves, se registran cerca de un millón y medio de ‘incidencias’ al año. Unos 4.000 casos al día. Estas cifras dejan poco margen para la “autocomplacencia” mostrada en el sector público ante la rebaja de la siniestralidad, denuncia Rufino.

Si tomamos como muestra la Comunidad de Madrid, uno de cada tres trabajadores accidentados tiene menos de 30 años, según un estudio sobre siniestralidad laboral de Comisiones Obreras. Tras bucear en casi 900.000 expedientes sobre accidentes con baja en la región durante cinco años, los sindicalistas han trazado un retrato robot de los afectados por la siniestralidad en la región. Así, el estudio indica que el perfil del trabajador que sufre un accidente laboral es el de un joven de entre 16 y 24 años, varón, con contrato temporal, empleado en el sector servicios y recién ingresado en una empresa pequeña, con menos de 50 trabajadores.

Las razones por las cuales los jóvenes sufren más accidentes laborales son varias, según los sindicatos. Estos motivos tienen que ver con la acumulación de factores de “precarización” soportados por los jóvenes. Entre ellos destacan el tipo de contrato, los trabajos que se les asigna, la escasa o nula formación y conocimiento de los riesgos. “La precariedad genera debilidad ante el empresario”, aseguran. “Y dificultad para hacer uso de los derechos que los trabajadores tienen en defensa de su salud, que están reconocidos por ley”. Por todas estas causas, los trabajadores sufren desde que se inicio la crisis “una situación de mayor desprotección”, concluyen.

”FRAUDE EN LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN

La crisis también ha generado problemas de fraude y de ocultación de enfermedades profesionales, afirman. En este sentido, para los sindicatos el culpable es claro. “Los servicios de prevención son los principales responsables de las chapuzas preventivas y de la ocultación de enfermedades profesionales", aseguran desde Comisiones Obreras de Euskadi.

Para el secretario general de esta sección, Unai Sordo, es "inadmisible" que trabajadores con silicosis que desarrollan su labor en la fundición, a los que un informe de Osakidetza (el servicio de salud vasco) dice que "hay que apartarlos del mínimo polvo" no consigan ser declarados no aptos por el servicio de prevención de su empresa.

"La mutua pasa, la empresa pasa y la mayoría sindical del comité pasa también”, arguye. Para evitarlo, CCOO anuncia que "sacará del mercado" a los servicios de prevención que cobran "precios irrisorios" por el reconocimiento médico, sin prevenir riesgos higiénicos, ergonómicos y psicosociales.

En España, una de cada cuatro empresas sufre alguna deficiencia en su sistema de prevención de accidentes laborales, recuerda la secretaria confederal de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino, quien presentó esta semana el programa de actos de UGT y CCOO para celebrar el próximo 28 de abril el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

"La reducción de la actividad en la construcción y la industria, así como la expulsión de los trabajadores temporales, con más condiciones precarias, nos lleva a pensar que la caída de la siniestraliedad no se corresponde con la realidad", afirma Rufino.

"Hay cierta autocomplacencia. Pero, cuando se supere la crisis, nos tememos que volverán a registrarse niveles superiores" de siniestralidad, concluye.

'Con sindicatos el trabajo es más seguro'
Comentarios