sábado 28/11/20
40 años de la legalización de CCOO

“Hay que votar a los chavales que algo harán”

Primer secretario regional de CCOO en Castilla y León, Javier Fernández recuerda en charla con Nuevatribuna esos años en los que empezaron a gestarse las Comisiones Obreras, legalizadas, junto al resto de sindicatos, el 27 de abril de 1977.

Imagen: CCOO
Imagen: CCOO

javier fernandez“El proceso de creación de CCOO surge en los años 50 con el Sindicato Vertical [franquista]. En un primer momento solo podían ser enlaces sindicales los falangistas y añadidos, pero después se abre una segunda fase en la que entran cristianos de la HOAC* y JOC* y militantes del PCE. Es ahí donde aparece el germen de las primeras Comisiones Obreras: gente que se agrupa en la década de los 50 y monta una comisión al margen del Vertical”.

Así lo recuerda el leonés Javier Fernández González, ferroviario de profesión y comunista de militancia, aún muy joven en esos años pero llamado a protagonizar una de las etapas más importantes en la configuración de CCOO como sindicato de clase, convirtiéndose en 1978 en el primer secretario regional de la Unión de Castilla y León.

Él y otros jóvenes fueron precisamente los herederos de la lucha antifranquista: “Se discute mucho cuál fue el inicio. Se da por bueno que la primera Comisión se creó en la mina de la Camocha en Asturias en 1957; pero también en la cuenca minera de Villablino (León) en 1962; otros hablan del Metal de Madrid…”, nos cuenta en conversación con Nuevatribuna.es.

“Realmente es un fenómeno bastante espontáneo -señala Javier- y que surge no organizado por nadie, sino que, ante la necesidad que había de abrir cauces de negociación en las empresas, pues va apareciendo. Poco a poco se va consolidando y se va coordinando. En 1958 se aprueba la Ley de Convenios Colectivos que daba la posibilidad de que cada sector negociara su convenio. Poco antes, las comisiones se creaban puntualmente (cuando había un problema) y luego se disolvían y punto, pero a partir de ahí, empiezan a estabilizarse con una tarea más larga”.

'COMISIONES' COMO OPOSICIÓN AL FRANQUISMO

Desde esos primeros años de la década de los 50, con las incursiones en el Sindicato Vertical (la táctica del entrismo, se acuñó) y esas ‘comisiones’ espontáneas como movimiento de oposición al franquismo, hasta 1967, hubo protestas y movilizaciones y se empezó a significar a CCOO como un “instrumento del PCE”. Tras las elecciones sindicales de 1966, donde CCOO cosechó un gran triunfo frente al Sindicato Vertical, se celebró la primera reunión general del Estado en junio de 1967. Meses después llegaría el gran mazazo.

En noviembre de 1967, el Tribunal Supremo declara a CCOO “subversiva e ilícita”. Mientras la década anterior el sindicato había estado funcionando alegalmente, a partir de este momento y hasta diez años después se trabajará de forma clandestina. “Lo ilegalizan porque había cogido mucha fuerza”, cuenta Javier, “fue una época de mucha represión, diez años de clandestinidad. 1967, 1968 y 1969 cuando se declara el estado de excepción, a la cárcel van muchos, un día, otro día…”; estado de excepción que no fue el único, y que derivó en miles de detenciones y torturas a dirigentes obreros culminando en el Proceso 1001.

sindical ferroviaria

Javier Fernández llega a CCOO en 1971 y se integra en Valladolid en un grupo de jóvenes que empieza a actuar en CCOO. “En ese momento los enlaces sindicales que había no eran falangistas sino fundamentalmente gente de la HOAC y empezamos a colaborar con ellos”, recuerda. A raíz de los sucesos de El Ferrol en 1972, en los que perdieron la vida los trabajadores de Bazán Amador Rey y Daniel Niebla, CCOO convoca paros y movilizaciones. “Se convocan con el pretexto de que había un problema con la prima de producción, lo cual era mentira. Pero claro, por convocar un paro ya te la jugabas y si encima lo convocabas por la represión y las muertes del Ferrol…”, explica. Eso ocurría muchas veces, se convocaban paros y movilizaciones, pero por razones muy distintas al verdadero objeto de las protestas como ocurrió por ejemplo con la detención de Marcelino Camacho. “En esos años, el coordinador en Valladolid era Antonio Gutiérrez [sucedió a Camacho en 1987 al frente del sindicato] que nos convocaba a distintas reuniones en algunas iglesias de curas obreros que te permitían reunirte de forma segura”. (En la imagen: Javier Fernández, en segundo plano, el primero por la derecha con el puño en alto).

“Poco a poco, se van conformando las estructuras, se celebra la Asamblea de Barcelona en 1976 y ahí se debate si hacer de CCOO un sindicato como lo conocemos ahora o si continúa siendo un movimiento; se decide nombrar en cada sitio un secretariado y un grupo de personas estables”, nos cuenta.

DINAMITANDO DESDE DENTRO EL SINDICATO VERTICAL

COLORAOLa prueba de fuego llegó con las elecciones sindicales en junio de 1975 en el Sindicato Vertical, donde CCOO cosecha una abrumadora victoria ganando delegados en las principales empresas del país. Con 23 años, Javier Fernández participa en la candidatura alternativa a la lista de los falangistas en la provincia de Valladolid: “Y ganamos, arrasamos… nuestra lista era gente con edades comprendidas entre los 23-27 años. La gente que nos apoyaba decía: ‘hay que votar a los chavales que algo harán’, nos llamaban la candidatura de los barbas” recuerda divertido. El apoyo era masivo, la corriente estaba clara, había que quitar a los viejos [falangistas]  y que entráramos nosotros”.

“CCOO gana prácticamente en toda España. Hay una portada muy famosa de el ‘Doblón’ (en la imagen) que tituló: ‘ha ganao el equipo colorao’, con la foto del edificio sede del Sindicato Vertical que acabará después disolviéndose; y en el 78 se celebran las primeras elecciones sindicales democráticas”.  

Hubo manifestaciones y hubo hostias bastante gordas ese 1 de mayo

CCOO estaba en plena efervescencia. En enero de 1977 lanza una campaña bajo el lema ‘CCOO a la luz’ y el 27 de abril de 1977, ahora hace justo 40 años, se legalizan los sindicatos. “Los sindicatos son lo último que se legaliza en España, lo cual es significativo -afirma Javier Fernández- porque se habían legalizado partidos políticos, se había legalizado el PCE”. Pero la euforia duró poco tiempo ya que el 1º de Mayo de ese mismo año vuelven a ser ilegalizadas: “Hubo manifestaciones y hubo hostias bastante gordas ese 1 de mayo”, dice. No sería hasta 1978 cuando en España se celebrará el primer Día del trabajador bajo el marco legal.

Pero la legalización no tenía marcha atrás. CCOO celebró su primer Congreso constituyente los días 22, 23 y 24 de junio de 1977, los mismos que acogerán el XI Congreso de este año (en el 40 aniversario) en el que previsiblemente Unai Sordo tomará el relevo a Ignacio Fernández Toxo al frente del sindicato.

javier fernandez2En 1978 Javier Fernández se convirtió en el primer secretario regional de Castilla y León, un cargo que ocupó hasta el año 2000: “Teóricamente iba a ser Antonio Gutiérrez pero se empezó a hablar de que se incorporase al Confederal y me lo dijeron a mí”.

“El desarrollo sindical se intenta siempre frenar muchísimo. En cada convenio estás batallando por el salario, por la jornada, todo es una pelea, eso es la lucha de clases, lo que tú te lleves no se lo lleva el empresario. La lucha de clases es la tensión permanente que existe entre las clases sociales”, afirma Javier Fernández. Pero, ¿las reivindicaciones de entonces siguen siendo las mismas de ahora?: “En general sí, la diferencia estriba en la organización del trabajo, en la estructura laboral. A mayor seguridad en el empleo, mayor será la posibilidad de organizarte y pelear, no en situaciones tan precarias como las que existen ahora”, afirma este exdirigente sindical que se reafirma en la importancia que sigue teniendo el movimiento sindical en pleno siglo XXI. 


Juventud Obrera Cristiana (JOC)

Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)


Otras lecturas sobre el tema...

Asamblea de Barcelona: un poco de intrahistoria | Julián Ariza Rico

Qué fue la Asamblea de Barcelona de 1976 | Juan Moreno

“Hay que votar a los chavales que algo harán”
Comentarios