martes. 18.06.2024

UGT ha denunciado este martes que el Gobierno ha emprendido una "cruzada" para ahorrarse dinero en prestaciones por desempleo, pero no a través de incentivos al empleo, sino de "criminalizar" a los desempleados, sobre los que además se está utilizando una "doble vara de medir" según cobren o no prestaciones.

Según la cadena SER, la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un plan piloto en varias oficinas de empleo en el que se pide que, a la hora de gestionar contratos, se dé prioridad a los parados que cobran prestación y a los trabajadores de entre 25 y 40 años.

Preguntado por este asunto, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado en el Senado que dar preferencia a los desempleados que perciben prestación, frente a quienes no la cobran, encaja con la política de empleo que está desarrollando el Gobierno y que, entre otras cosas, ha incluido el recorte del dinero destinado a las políticas activas de empleo y la supresión de 3.000 efectivos en los servicios públicos de empleo.

"El Gobierno tendría que dar explicaciones sobre esto", ha dicho Méndez, que ve detrás de esta medida una maniobra para "dar más vistosidad" al 'contrato estrella' de la reforma laboral, el llamado contrato de emprendedores, dirigido preferentemente a los jóvenes parados que cobran prestación y que, según el dirigente sindical, se trata de un contrato que no está funcionando.

Para Méndez, resulta "aberrante" que el Gobierno esté "abandonando a su suerte" a trabajadores de más de 45 años o de menos de 20 que no tienen derecho a cobrar el desempleo. El dirigente sindical ha pedido a la Consejería de Empleo que "rectifique" y no utilice "excusas de mal pagador", como decir que se trata de un programa piloto, para justificar sus acciones.

El sindicato también ha criticado que el Plan Nacional de Reformas contempla un nuevo sistema de gestión de prestaciones, asignado a una consultora privada, para controlar mejor los posibles incumplimientos de las obligaciones que tienen los perceptores de prestaciones por desempleo.

Asimismo, denuncia que el Servicio Público de Empleo madrileño está efectuando "citaciones masivas" a parados perceptores de prestaciones para que se presenten en sus oficinas, pero no con el objetivo de ofrecerles empleo o formación.

UGT asegura que estas citaciones no son por carta certificada, pero recuerda que la no presentación implica la suspensión de la prestación. Además, el sindicato afirma que se han fijado objetivos a las oficinas de empleo para que el menos el 8% de las personas citadas sean propuestos para una sanción en su prestación.

La organización sindical critica esta "cruzada" contra los parados y asegura que éstos quieren y están dispuestos a trabajar. Así, argumenta que sólo el 0,2% del total de perceptores por desempleo (3.427) fueron baja en 2012 por no participar en las acciones propuestas por los servicios de empleo autonómicos.

CCOO DE MADRID TACHA LA MEDIDA DE "INJUSTA Y DISCRIMINATORIA"

CCOO de Madrid ha tachado este martes de "injusta y discriminatoria" la gestión de las ofertas de trabajo por parte de las oficinas de empleo, en el caso de que prioricen a los desempleados que están recibiendo prestaciones frente a los que ya no tienen ningún tipo de subsidio.

A este respecto, ha criticado que son precisamente las personas que más necesidades tienen las que están resultando los más "olvidados" por parte de la Administración Pública.

Para este sindicato, esto no solo "incrementa la injusticia", sino que además "bordearía la legalidad, como garante que debe ser de la igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley".

Asimismo, se ha mofado de la justificación de la Dirección de Empleo, a la que acusa de estar "disfrazando" estos hechos como un proyecto de I+D, asegurando que las siglas responden a "Ineficaz y Discriminatorio".

Por otro lado, ha subrayado que los trabajadores de las oficinas de empleo trabajan diariamente implicándose con las necesidades de las personas desempleadas y enfrentándose a una "escasez" de medios y a un "caos" organizativo, a lo que ahora "se suma que les impongan directrices de actuación discriminatorias contra los ciudadanos".

UGT acusa al Gobierno de “criminalizar” a los parados