ESTUDIO DEL INSTITUTO DE SEGURIDAD, SALUD Y BIENESTAR

Los datos oficiales invisibilizan el 81% de la siniestralidad de los autónomos en España

Los autónomos tienen menos accidentes leves, pero más accidentes graves y más accidentes mortales.

Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los autónomos tuvieron 277 accidentes de trabajo graves y 25 mortales en 2016

“No existen evidencias que pongan de manifiesto que las condiciones de trabajo para una misma actividad laboral sean diferentes entre autónomos y trabajadores contratados”. Es una de las conclusiones del último estudio sobre el perfil sociodemográfico, siniestralidad laboral y condiciones de trabajo de los trabajadores autónomos elaborado por el Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar para el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a finales del 2017.

No obstante, según la gravedad, el índice de incidencia de accidentes de trabajo graves es un 1,8 superior al índice de incidencia del total de trabajadores. Los autónomos tienen menos accidentes leves, pero más accidentes graves (un índice de 46,3 en los autónomos respecto a un 26 del total de trabajadores) y más accidentes mortales (un 4,2 frente a un 3,5). En el año 2016, las cifras “oficiales” nos dicen que los autónomos tuvieron 277 accidentes de trabajo considerados como graves y 25 mortales.

Estos datos solamente tienen en cuenta al 19% de autónomos que cotizan por las contingencias por accidente de trabajo y enfermedad profesional

Según las cifras de afiliación en el RETA presentadas en dicho informe, en España 597.784 autónomos tienen cubiertas las contingencias por accidente de trabajo (AT) y enfermedad profesional (EP), lo que representa apenas un 18,8% del total. La Unión de Autónomos UATAE afirma que los datos de este informe invisibilizan el 81,2% de la siniestralidad de los autónomos de nuestro país. Según María José Landaburu, secretaria general de UATAE, “estos datos solamente tienen en cuenta al 19% de autónomos que pagan las contingencias por AT y EP, es decir, el 81% de los afiliados al RETA no entran en estas estadísticas y por tanto, no cuentan”.

Desde UATAE concluyen que entre los años 2009 y 2016, se ha incrementado en un 12,2% el número de autónomos que cotizaron por las contingencias de AT y EP. Sin embargo, el aumento no es constante, sino que el crecimiento fue desde el 2009 hasta el 2012, pero en los últimos 4 años ha disminuido. Landaburu destaca la importancia de que los trabajadores autónomos tengan los mismos derechos que el resto de trabajadores: mejora de las pensiones, baja laboral y cese de actividad. “Los autónomos tenemos la esperanza de que el nuevo gobierno de Pedro Sánchez elabore estrategias que minimicen los accidentes, enfermedades y riesgos psicosociales de los autónomos y autónomas y proporcione una mayor protección social a aquellos que se encuentren en situaciones vulnerables”.

Distribución porcentual de los trabajadores afiliados autónomos con y sin contingencia de AT y EP cubierta:

uatae
Fuente: Fichero de Afiliados en el Régimen Especial de Autónomos, 2009-2016. Departamento de Investigación e Información (INSSBT)

Índices de incidencia de ATJT según gravedad (*). Comparativa entre trabajadores autónomos y total de trabajadores:

uataee
(*) I Incidencia: Nº de ATJT por cada 100.000 trabajadores con la contingencia de AT y EP cubierta.
Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social, 2016