viernes 18/9/20
DESPEDIDOS CON FECHA 31 DE MARZO DE 2015

El Tribunal Superior de Justicia declara que el ERE de la Universidad Politécnica de Madrid no es ajustado a derecho

No ha quedado acreditado en modo alguno que en el presente caso haya existido reestructuración alguna de la UPM en el sentido de otorgar validez del ERE que por causas organizativas ha recaído sobre 66 trabajadores.

La Justicia declara que el ERE de la Universidad Politécnica no es ajustado a derecho

El TSJ ha establecido de manera clara que la mera supresión de unos puestos de trabajo no supone una reorganización de las unidades donde se integra ese personal y no puede justificar, en ningún caso, un despido colectivo por causas organizativas

Mediante sentencia de fecha 12 de junio de 2015, la Sección nº 1 de lo Social del Tribunal Superior de Justica (TSJ) ha estimado la demanda presentada por CCOO contra la decisión de despido colectivo por causas organizativas que afectaba a 66 trabajadores. El Tribunal ha constatado que no se han acreditado las causas organizativas alegadas por la UPM, tal y como defendía CCOO en su demanda.

La Sala de lo Social del TSJ de Madrid, en Sentencia notificada con fecha 24 de junio de 2015 a la Federación Regional de Enseñanza de CCOO de Madrid, en relación a las demandas presentadas por CCOO, UGT y CGT contra el procedimiento de despido colectivo aplicada por la UPM, ha declarado: que no ha quedado acreditado en modo alguno que en el presente caso haya existido reestructuración alguna de la UPM en el sentido de otorgar validez del ERE que por causas organizativas ha recaído sobre 66 trabajadores que se han visto despedidos con fecha 31 de marzo de 2015 y, en consecuencia, estima la demanda planteada por CCOO y declara que la decisión empresarial impugnada en este proceso, por la que se acuerda el despido colectivo del personal laboral de administración y servicios de dicha Universidad no es ajustada a derecho.

Asistimos a un nuevo episodio del primer procedimiento de despido colectivo ejecutado en una Universidad Pública. Desde Comisiones Obreras han venido defendiendo desde el inicio de este proceso, el 9 de marzo de 2013, que el despido de los compañeros del Personal de Administración y Servicios (PAS) no sólo no se ajustaba a la legalidad, sino que "fue injustificado y lesivo tanto para los compañeros directamente afectados como para el conjunto de la comunidad universitaria". En julio de 2014 el Tribunal Supremo confirmó el criterio sindical y, aunque la sentencia condenó a la readmisión, la UPM volvió a la carga contra aquellos que no aceptaron acuerdos de despido con un nuevo ERE que culminó con el despido a fecha 31 de marzo de 2015 de 66 trabajadores que lo único que pretendían es tener un puesto de trabajo.

Y  nuevamente es el TSJ de Madrid el que viene a dar la razón a CCOO al considerar que se ha tratado de un proceso injustificado, que respondía a unas razones diferentes a las organizativas planteadas formalmente por parte de la Universidad. El Tribunal ha considerado que la UPM no ha acreditado la existencia real de una reestructuración de las unidades a las que estaban adscritos los trabajadores afectados por el despido antes y después de la modificación de la RPT llevada a cabo en marzo de 2013. El TSJ ha establecido de manera clara que la mera supresión de unos puestos de trabajo no supone una reorganización de las unidades donde se integra ese personal y no puede justificar, en ningún caso, un despido colectivo por causas organizativas.

La UPM, mediante comunicado de su Rector, ha anunciado la presentación de recurso de casación ante el Tribunal Supremo para que se declare que el ERE es ajustado a Derecho y que indemnizará a los trabajadores afectados por el mismo al no haberse declarado nulo. Desde CCOO consideran que "en modo alguno la sentencia ha establecido la improcedencia de dichos despidos por lo que no procedería indemnización alguna, sino el reingreso de dichos trabajadores".

En este sentido, CCOO procederá a presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo con el objeto de que declare que el ERE aplicado por la UPM no sólo no es ajustado a derecho por no responder a las causas organizativas alegadas por la Universidad,  tal y como ha quedado acreditado en la sentencia, sino que se trata de un despido nulo que debería resolverse con la readmisión de los trabajadores afectados

CCOO mantendrá su defensa a ultranza de un modelo público de Universidad y de los derechos de sus trabajadores. Tras dos años de movilizaciones y procesos judiciales que han venido dando la razón a nuestras demandas, desde el sindicato reclaman a la UPM que ponga fin a un proceso con un alto coste social y económico para la Universidad y proceda de manera inmediata a la readmisión de los trabajadores despedidos de manera injustificada y lesiva para el conjunto de la comunidad universitaria y de los intereses de la propia universidad. 

El Tribunal Superior de Justicia declara que el ERE de la Universidad Politécnica de...
Comentarios