lunes 20/9/21
cifras de siniestralidad laboral del mes de enero

Cinco trabajadores fallecen cada tres días en accidentes de trabajo

52 trabajadores y trabajadoras fallecieron durante el mes de enero, cinco cada tres días.

siniestro

En todo el año 2017 fallecieron un total de 618 personas por el hecho de ir a trabajar, tres cada día laborable

La Unión General de Trabajadores denuncia que 52 trabajadores perdieron la vida en el mes de enero por el simple hecho de ejercer su trabajo, diez más que los fallecidos en enero de 2017 (un incremento del 23,8%). Esto significa que, durante ese mes, han fallecido la escalofriante cifra de cinco trabajadores cada tres días.

Además, se han registrado un total de 97.841 accidentes laborales, un 6,6% respecto al mismo periodo de 2017, de los cuales 45.907 causaron baja y 51.934 fueron sin baja, según el avance del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de los accidentes de trabajo ocurridos en España en enero de 2018.

El pasado jueves en Cataluña fallecieron 2 trabajadores sepultados por un alud, resultando otro gravemente herido, en Extremadura hubo que lamentar otro accidente mortal en el sector de la construcción y en Zamora falleció un trabajador al volcar el tractor que conducía. El miércoles, en Murcia, la causa del accidente mortal fue la caída por un desnivel en una cantera. El martes, en Euskadi, un trabajador caía al vacío

En todo el año 2017 fallecieron un total de 618 personas por el hecho de ir a trabajar, tres cada día laborable, triste paradoja que tiene una clara y contundente explicación y que se podría resumir en que la precariedad laboral mata.

La situación de los trabajadores y trabajadoras de nueve países de Europa es aún peor que antes de la crisis, entre ellos España

Los accidentes de trabajo no paran de crecer, tanto los de con baja como los de sin baja, pero continúan notificándose más accidentes sin baja, lo que sin duda está relacionado con la presión que sufren los trabajadores y trabajadoras a diario en su puesto de trabajo, con condiciones cada vez más precarias y con el miedo a denunciarlo por no perder su puesto de trabajo.

Recientemente, el informe "Benchmarking Working Europe 2018", de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), señalaba que la situación de los trabajadores y trabajadoras de nueve países de Europa es aún peor que antes de la crisis, entre ellos España, a pesar de que llevamos ya varios años de recuperación económica. No es de extrañar que incluso la Comisión Europea y el Banco Central Europeo reclamen un mayor crecimiento de los salarios. 

Los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, por lo que el sindicato reclama un "mayor control del cumplimiento, por parte de las empresas, de la normativa de prevención de riesgos laborales en las mismas por parte de la Inspección de Trabajo".

Además, se requiere un cambio en la política de empleo para paliar esta lacra, que genere puestos de trabajo de calidad y con derechos. Las precarias condiciones de trabajo que las empleadas y empleados de este país se ven obligados a desarrollar, y las condiciones peligrosas para su seguridad y salud que se ven obligados a aceptar, con la única finalidad de mantener su puesto de trabajo, a costa de su salud, resulta inaceptable.

Las principales causas de fallecimiento durante la jornada laboral fueron, los infartos y derrames cerebrales (20 fallecimientos) y seguido de los accidentes de tráfico (13 fallecimientos)

El sector que registra el mayor número de muertes es servicios con 29 fallecimientos, 12 más que en el primer mes de 2017. El resto, se distribuyen entre industria con 6 fallecimientos, construcción con 4 y agricultura con 3.

Se han producido un total de 97.841 accidentes laborales, experimentando, dicha cifra, un incremento del 6,6% respecto del dato del 2017, lo que supone 6.062 accidentes laborales más. 45.907 accidentes causaron la baja al trabajador, lo que supone un aumento del 9,6% en relación al año anterior, es decir, hubo 4.006 trabajadores más que sufrieron un accidente laboral que le causó la baja.

Entre los accidentes que causaron baja, 39.523 ocurrieron durante la jornada laboral y 6.384 fueron accidentes in itinere. Ambos tipos de accidentes ascienden, siendo este incremento del 9% para los accidentes ocurridos durante la jornada laboral y del 13,4% para los ocurridos en el trayecto del trabajo a casa.

Los sobreesfuerzos físicos sobre el sistema musculo esquelético sigue siendo la forma que ha producido un mayor número de accidentes con baja, con 15.080, lo que supone un 38% del total. En segundo lugar, se sitúan los choques o golpes contra objeto inmóvil como caídas o tropiezos con 10.076 accidentes.

La industria manufacturera y el comercio al por mayor y menor, reparación de vehículos a motor, son las dos secciones de actividad que registran la mayor cantidad de accidentes laborales con baja, con 7.498 accidentes la primera y 5.705 la segunda. Los mayores incrementos son los registrados por el sector de la construcción con un 21,8% más.

También, se notificaron 51.934 accidentes sin baja durante el periodo de referencia antes citado, incrementándose en 2.056 accidentes sin baja más que en el mismo periodo del 2017 (+4,1%).

Cinco trabajadores fallecen cada tres días en accidentes de trabajo
Comentarios