viernes 06.12.2019
EXPLOTACIÓN LABORAL, LA CARA B DEL TURISMO EN ESPAÑA

Temporal, precario, parcial y de bajos salarios, así es el empleo en el sector turístico

Bloqueo de convenios, contratos temporales y de formación en fraude de ley, desregulación del sector y desigualdad entre sexos dibujan el mapa de la precariedad de un sector que representa el 11,5% del PIB español. 

Temporal, precario, parcial y de bajos salarios, así es el empleo en el sector turístico

El turismo en España representa ya el 11,5% del PIB y en 2017 generó el 15,1% de todos los nuevos puestos de trabajo creados

2017 se saldó como el mejor año turístico de la historia de España. De ello se vanaglorió recientemente el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ante sus homólogos europeos, con un avance de datos en los que destacó que 82 millones de turistas habían visitado nuestro país con un gasto que cifró en 87.000 millones de euros. "Nos hemos convertido en el segundo país del mundo a la hora de recibir turistas y en el segundo país del mundo en ingreso por turistas", señaló en la Cumbre de Roma celebrada en enero.

Y así es. El turismo en España representa ya el 11,5% del PIB y en 2017 generó el 15,1% de todos los nuevos puestos de trabajo creados. Sin embargo, los buenos datos del sector no parece que hayan tenido un reflejo paralelo en cuanto a empleo de calidad se refiere. Es lo que se desprende de un informe elaborado por la Federación de Servicios de CCOO que muestra lo que ha venido a denominar ‘la cara B del turismo en España’.

LA CARA B DEL TURISMO EN ESPAÑA

Del empleo creado en 2017 (74.055 afiliados a la Seguridad Social) el 97% ha sido temporal, precario, parcial y de bajos salarios

La ‘marca España’ es la marca de la explotación laboral en el sector: “récord de precariedad laboral, de pobreza salarial, de externalizaciones indecentes e inmorales, bloqueo de la negociación colectiva sectorial, y aumento de las cargas de trabajo y de la economía sumergida”, denuncia el sindicato. Del empleo creado en 2017 (74.055 afiliados a la Seguridad Social) el 97% ha sido temporal, precario, parcial y de bajos salarios.

Según datos recogidos en el informe, de los 4.216.226 de contratos firmados en el sector de hostelería en 2017, tan solo 127.937 lo fueron de carácter indefinido (3,03%). A su vez, de los 4.088.289 contratos temporales, el 45,2% fueron suscritos por menos de una semana, alcanzando hasta el 48% los que no superaron las dos semanas. ¿A que se debe esta alta temporalidad?, según CCOO a que están en “fraude de ley”, es decir, son contratos realizados con una duración temporal, pero que en realidad están cubriendo una necesidad permanente, cuando su modelo contractual debería ser de fijos discontinuos.

A ello se añade la subcontratación y externalización (las camareras de piso son un ejemplo palmario), así como el abuso de los contratos formativos en fraude de ley, tanto el de prácticas como el de becarios, ya que en muchos casos -señala el sindicato-, “se obliga a cubrir puestos de trabajo habituales para ahorrarse el salario de un trabajador de cualquier categoría, ejerciendo funciones impropias de un contrato formativo, cuyo objetivo no es sino formarse”.

Y si empleo en el sector no goza de tan buena salud como los demás parámetros con los que Rajoy sacó pecho en Europa, la situación de las mujeres es mucho más sangrante. Las mujeres constituyen el 55,7% de la fuerza laboral y la mayoría de ellas se encuentran en situaciones más desfavorables, señala el informe. Las mujeres concentran el 72% de los contratos con jornadas a tiempo parcial y una mayor inestabilidad laboral. La presencia de la mujer en los puestos directivos es muy escasa: solo uno de cada tres cargos de alta cualificación está ocupados por mujeres (35%), mientras que los puestos de menor cualificación están en manos femeninas en el 60% de los casos. Y eso cuando, en Formación Profesional, las mujeres han superado en número en los últimos años a los hombres en las Escuelas de Turismo de España y en algunos centros educativos su nota media es superior.

El sindicato también denuncia el “bloqueo” de los convenios de hostelería en el conjunto del país, donde hay 30 convenios sin firmar entre provinciales y autonómicos que afectan al 46,16% del total de trabajadores (569.168). 

Comentarios