jueves 22.08.2019
TRAS UNA DENUNCIA DE CCOO

El Tribunal Supremo confirma que las camareras de piso sufren discriminación salarial

Anula un convenio de empresa en un hotel de Tenerife con unos pluses de productividad discriminatorios con las mujeres.

El Supremo confirma que las camareras de piso sufren discriminación salarial

Los pactos salariales alcanzados por esta empresa están basados en una ordenanza laboral franquista, denuncia CCOO

El Tribunal Supremo ha confirmado la existencia de discriminación salarial para las camareras de pisos en hoteles de Tenerife.

En una sentencia, el Alto Tribunal ratifica la posición del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que en abril pasado anuló el pacto salarial de un convenio aprobado por la empresa Tensur SA Hotel Best Tenerife, que determinaba pluses de productividad discriminatorios.

Y es que mientras los hombres cobran por este concepto 640,67 euros de media, las mujeres recibían 139,00 euros.

CCOO interpuso una demanda al TSJ de Canarias que terminó por dar la razón al sindicato al considerar discriminatorio por razón de género que el colectivo de camareras de piso (92% de mujeres) cobraran mucho menos que sus compañeros camareros de sala o cocineros, dado que todas estas categorías están encuadradas en el mismo nivel profesional del convenio.

La empresa Tensur SA, cuyo acuerdo de pacto salarial fue posible al apoyo que recibió de Sindicalistas de Base, sindicato mayoritario del comité de empresa, recurrió la sentencia al Supremo que ha acabado por rechazar.

Quedan pendientes de confirmar otras dos sentencias que el TSJ de Canarias dictó sobre este tipo de pactos salariales, tras las demandas de CCOO.

UN CONVENIO DE CORTE FRANQUISTA

El sindicato denuncia en un comunicado que la aplicación de este tipo de pactos está prevista en el artículo 32, apartado 3 del Convenio Colectivo de Hostelería de Santa Cruz de Tenerife, recientemente firmado por Sindicalistas de Base y la patronal ASHOTEL, sin la participación de los sindicatos más representativos a nivel regional y estatal, CCOO y UGT.

Los llamados pluses de productividad de esos pactos, “tan dispares y discriminatorios con los colectivos más feminizados” tienen su origen, afirma CCOO, en el Reparto del Tronco de Propina que recogía la Ordenanza Laboral Franquista de Hostelería, y a las que se remite el convenio recientemente firmado. 

CCOO entiende que este Convenio, al “resucitar” la Ordenanza de la Dictadura, “ahonda el carácter discriminatorio de dichos pactos salariales”, el primero de ellos, anulado ahora por el Supremo.

Comentarios