sábado 24.08.2019
ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO

Los sueldos de los funcionarios siguen cayendo frente a los puestos de alta dirección

Se dispara el gasto en personal de alta dirección y personal de confianza de la AGE con un aumento en 2017 del 20,85% y 7,7%, respectivamente, refleja un informe de UGT.

Los sueldos de los funcionarios siguen cayendo frente a los puestos de alta dirección

En 2017, la masa salarial de los empleados públicos de la Administración General del Estado (AGE) disminuyó un 2,8% mientras que en personal de alta dirección y personal de confianza aumentó 20,85% y 7,7%, respectivamente.

Así lo refleja un informe elaborado por UGT que cifra los recortes de la mayoría de los funcionarios en 12 puntos del periodo que va de 2009 a 2017.

En el estudio se aprecia cómo los recortes sobre las retribuciones de los empleados públicos de la AGE no cesan.

sueldos funcionarios

UGT fundamenta este descenso en dos motivos. El primero es la Ley 3/2017, de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017, que fijó un incremento salarial del 1% con carácter básico, lo que motivó que el Capítulo I, referido a gastos de personal, disminuyera el 1,6%. El segundo es la disminución del volumen de empleo público en todos los sectores y ámbitos de la AGE, como consecuencia de la tasa de reposición de efectivos.

Además, añade el sindicato, hay otros “motivos endémicos” de la AGE que también lastran la masa salarial como el hecho de que el nivel salarial sea de media inferior a los sueldos de los empleados públicos de comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos.

UGT también destaca la “nula implantación” de la carrera profesional; el “bloqueo” del Convenio Único del personal laboral de la AGE; los recortes en I+D+I; el importante incremento de las jubilaciones voluntarias; la minoración de los costes de las modificaciones de las Relaciones de Puestos de Trabajo (RPT), y la heterogénea distribución de la productividad.

Carlos Álvarez, secretario de AGE de UGT, ha señalado que “estas cifras son preocupantes, pero que resultan alarmantes y escandalosas si sumanos la pérdida de años anteriores, un 9,2% entre 2009 y 2017, y las comparamos con el aumento que han experimentado la alta dirección y el personal de confianza en los mismos años”.

sueldos funcionarios

El sindicato califica estas diferencias como “especialmente injustas”, pues “quien ha gestionado, garantizado y mantenido la prestación y calidad de los servicios públicos más esenciales durante la crisis han sido los empleados públicos y no un personal con un marcado perfil político y burocrático, contratado discrecionalmente por el Gobierno de turno, cuya eficacia, en la mayoría de los supuestos, deja mucho que desear”, señalan.

Comentarios