sábado 23/10/21
LA PROPUESTA DE LA CEOE ESCONDE "UN GRAN ENGAÑO"

“Rosell quiere un contrato único, con rescisión unilateral, sin derecho a prestación e indemnización marginal”

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, acusa al presidente de la patronal de impulsar la contratación sin causa que no solucionaría la fuerte segmentación del mercado de trabajo.

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, ha respondido hoy al presidente de la CEOE, Joan Rosell, que ha vuelto a insistir en la necesidad del contrato único, una propuesta que a juicio del dirigente de CCOO esconde un gran engaño: se trata, dice Górriz, de un contrato sin causa, que el empresario podría rescindir unilateralmente, sin derecho a prestación por desempleo y con una indemnización de miseria o simplemente inexistente.

Los portavoces de la patronal y algunos representantes del Gobierno siguen empeñados en enfrentar los problemas del mercado de trabajo a golpe de desregulación y pérdida de derechos laborales. “No se conforman con la quiebra de la negociación colectiva y el inaceptable desequilibrio a favor del empresario que la reforma laboral legalizó; pretenden retrotraernos a un modelo de relaciones laborales predemocrático, en el que el empresario tenga las manos libres para hacer y deshacer a su antojo, y no lo vamos a permitir”, advierte Górriz.

El secretario de Acción Sindical de CCOO acusa al presidente de la CEOE de impulsar un contrato con menos garantías, menos derechos y prácticamente sin indemnización; una iniciativa alejada de la realidad del mercado de trabajo y de la dramática situación por la que atraviesan millones de personas en nuestro país que queriendo trabajar no pueden hacerlo. “Lo que menos necesitan estas personas es que, aprovechándose de su precaria condición, alguien les chantajee con propuestas de contratación incompatibles con los más elementales derechos constitucionales”, denuncia Górriz.

“Sabe Rosell y sabe la patronal que la evolución del mercado de trabajo en España no solo viene determinada por la dualidad entre fijos y temporales. “La segmentación del mercado laboral es mucho más compleja y ocurrencias como las del contrato único solo sirven para despistar a la ciudadanía del verdadero problema que tiene el país: reactivar la economía, crear empleo y recuperar un modelo de relaciones laborales equilibrado y eficaz, acorde a las exigencias de una sociedad moderna y democrática”, concluye Górriz.

“Rosell quiere un contrato único, con rescisión unilateral, sin derecho a prestación e...
Comentarios