lunes 26.08.2019
"LAS REFORMAS HAN DINAMITADO LA NEGOCIACIóN COLECTIVA"

Desde la reforma laboral de Rajoy se han producido más de 6.000 descuelgues de convenios colectivos

CCOO cree necesario un nuevo marco regulador de la negociación colectiva que recupere y garantice el poder colectivo de los trabajadores a través de sus representantes, los sindicatos.

Los líderes sindicales junto al presidente de la CEOE, Joan Rosell en una imagen de archivo.
Los líderes sindicales junto al presidente de la CEOE, Joan Rosell en una imagen de archivo.

Las reformas laborales puestas en marcha entre 2010 y 2012 han tenido un grave impacto en la negociación colectiva al reforzar, aún más, el poder empresarial

Entre las propuestas que CCOO trasladará a las formaciones políticas ante las elecciones generales del 20D para su aplicación en la próxima legislatura, destaca la necesidad urgente de fortalecer la negociación colectiva, procediendo a la derogación de las reformas laborales puestas en marcha entre 2010 y 2012. CCOO destaca que con dichas reformas la inaplicación de convenios colectivos, la preferencia aplicativa del de empresa y la pérdida de la ultra actividad han debilitado el poder de los sindicatos e individualizado las relaciones laborales.

Así, desde la entrada en vigor del RDL 3/2012 se han triplicado el número de nuevos convenios de empresa, la mayoría de ellos en pymes y microempresas; se han producido más de 6.000 descuelgues de convenios colectivos y han decaído por finalización efectiva del periodo de ultra actividad importantes convenios sectoriales.

CCOO cree necesario, por tanto, un nuevo marco regulador de la negociación colectiva que recupere y garantice el poder colectivo de los trabajadores/as a través de sus representantes, los sindicatos, y que contenga, entre otras,  las siguientes propuestas: garantizar la capacidad real de las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales para establecer convenios o acuerdos colectivos sectoriales de ámbito estatal o autonómico; garantizar de forma real y efectiva la fuerza vinculante de los convenios colectivos; regular el papel de complementariedad de los convenios de empresa en el marco de los convenios de sector; fijar el convenio colectivo como instrumento básico de negociación, por lo que no puede perder su vigencia si no es sustituido por otro o por laudo arbitral; impulsar planes de igualdad en las empresas de más de 50 trabajadores/as y medidas de igualdad en las de menos; fortalecer las herramientas de solución autónoma de los conflictos laborales; y potenciar y garantizar la fuerza vinculante de negociación colectiva en el sector público y en todas las administraciones que lo componen.

Comentarios