Nuevatribuna

Precarización en la contratación ¿Es posible una solución?

Contratar a nuevos trabajadores se suele presentar como una tarea exigente, puesto que el proceso de selección debe realizarse de forma minuciosa.

Contratar a nuevos trabajadores se suele presentar como una tarea exigente, puesto que el proceso de selección debe realizarse de forma minuciosa. Antes de buscar nuevos empleados es necesario reflexionar acerca de las condiciones de contratación que puede ofrecer la empresa. Crear empleo de calidad no solo beneficia al trabajador o trabajadora, sino también a la empresa. En este artículo veremos algunas medidas que podemos tomar para reducir la precarización en la contratación, bien si busco agente comercial u otro tipo de profesionales.

¿Qué es un contrato precario?

Hablamos de precariedad laboral cuando se trata de puestos de trabajo cuya relación entre sueldo y tiempo dedicado es baja. Esto se traduce en que el trabajador o trabajadora no recibe una compensación económica adecuada por el trabajo desarrollado. Así mismo, la precariedad laboral también contempla otro tipo de factores, como la dificultad para conciliar la vida social y familiar del empleado o empleada con el puesto de trabajo, así como la duración de los contratos. El principal perjudicado por esta situación es la persona contratada, pero la empresa también puede ver a medio plazo las consecuencias negativas de este tipo de contrataciones.

A menudo los empresarios tratan de realizar contratos con las peores condiciones económicas al creer que de esta forma se optimizan los beneficios de la empresa, ya que se reducen los gastos de capital humano. Sin embargo, optar por esta línea de contratación trae consigo varios inconvenientes:

Perder personal cualificado en poco tiempo: La mayor parte de los trabajadores y trabajadoras que se encuentran en un puesto de trabajo precarizado lo dejan en cuanto les sale una oferta mejor. De esta forma, los llamados contratos basura sirven como una solución temporal para aquellos empleados y empleadas que necesitan dinero o experiencia. Lo más posible es que la empresa tenga que abrir procesos de selección de forma frecuente, lo que crea una cierta inestabilidad en la corporación.

Bajar la productividad: Otra de las consecuencias de los contratos precarios es que estos aumentan la frustración de los trabajadores y trabajadoras. Como consecuencia, esta situación puede llevar a una reducción de la productividad de la empresa. Es importante tener en cuenta que un buen ambiente laboral no solo es positivo para las personas, sino también para la marca.

¿Cómo evitar la contratación precaria?

Para evitar los problemas derivados de la creación de empleo inestable lo primero es reflexionar acerca de la situación económica de la empresa. Si busco trabajador, es importante priorizar los gastos derivados de la contratación de personal al aumento de beneficios. Una vez que se determinan las condiciones de contratación óptimas tanto para la empresa como para la persona contratada, es conveniente iniciar un proceso de selección de personal minucioso.

Hay que tener en cuenta que cuanto mejores sean las condiciones laborales, mejor será el perfil de los candidatos y candidatas. No podemos olvidar que una persona con formación y experiencia tiene unas ciertas exigencias de contratación. Así mismo, para encontrar a la persona ideal es necesario acudir a espacios especializados. Una buena idea es echar mano de los portales de empleo, ya que permiten a las empresas agilizar el proceso de selección y contratación.