sábado 07.12.2019
UN 66 POR CIENTO DE RECORTE

El PP ha recortado dos de cada tres euros en políticas activas de empleo

Con los fondos estatales el PP ha hecho lo contrario de Europa: cuanto menos rica era una comunidad autónoma, menos fondos le hacía llegar.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el reparto de los fondos para políticas de empleo de 2015 para su gestión por las comunidades autónomas. Con este reparto concluyen los cuatro años de este gobierno en los que ha repartido 5.240 millones de euros de los que alrededor de 1.902 eran fondos europeos.  En estos cuatro años el promedio anual a septiembre de parados registrados ha sido de 4.609.789 personas. Es decir, cada año se ha transferido a las comunidades autónomas el equivalente a 297 euros por cada persona parada de los que 189 corresponden a fondos del Estado y los 108 restantes a fondos europeos.

En el cuatrienio anterior, 2008 – 2011, el volumen de fondos transferidos fue de 12.107 millones de euros, de los que 2.332 eran fondos europeos. Dado que hubo de media anual a septiembre de 3.281.286 personas paradas inscritas, cada año se transfirieron 922 euros por persona parada de los que 745 eran fondos estatales y los 178 restantes eran europeos.

Este gobierno ha recortado los fondos destinados para que las comunidades realicen políticas activas de empleo en 6.868 millones de euros, de los que 6.437 millones son fondos estatales. Ha dejado de invertir dos de cada tres euros que se estaban invirtiendo, un 66% de recorte.

FONDOS ESTATALES REPARTIDOS PARA POLÍTICAS ACTIVAS A LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

grafico

FUENTE: Orden del Ministerio de Trabajo o Empleo de cada año de distribución territorial de fondos de políticas activas

El recorte de los fondos estatales no ha sido homogéneo en el conjunto del Estado. Aquellas comunidades que tenían un mayor aporte de fondos europeos, las que tenían un menor PIB por habitante, han visto incrementado el recorte por encima de un 85%: en Andalucía los fondos estatales disminuyeron un 93%, de recibir 2.143 millones a solamente 150 millones; Castilla la Mancha ha pasado de 427 millones a 39 millones, un 91% de recorte; Extremadura en vez de los 328 millones que aportaba el Estado ha recibido 30 millones, el 91% menos y Galicia ha recibido 106 millones cuando en el cuatrienio anterior fueron 722 millones los recibidos, un 85% menos.

Sobre el reparto del Fondo Social Europeo el gobierno no tiene nada que decir dado que este es aprobado en Bruselas y su aprobación no se realiza para cada estado sino para cada euroregion, en función de su riqueza por habitante: a menor riqueza, mayores fondos.

Con los fondos estatales el PP ha hecho lo contrario de Europa: cuanto menos rica era una comunidad, menos fondos le hacía llegar. Así contrasta el recorte superior al 85% de las cuatro comunidades más desfavorecidas, con el del 49% que ha sufrido Navarra, el 51% de Madrid o el 53% de Cataluña.

Mientras que el gobierno transfería a Andalucía 36 de sus euros por persona parada, a Castilla la Mancha 40 euros, a Extremadura 54 euros y a Galicia 101 euros, Madrid recibía 290 euros por persona parada, Cataluña 284 euros o Navarra 267 euros. Esta es la forma de entender el PP la solidaridad interregional que ha establecido Bruselas, compensando el aporte diferencial del FSE.

GASTO POR PARADO EN POLÍTICAS ACTIVAS CON FONDOS ESTATALES (Media anual)

grafico2

El PP ha recortado fundamentalmente los fondos que no se destinan a formación, especialmente los destinados a contratación de parados por parte de los ayuntamientos. En el momento de mayor número de parados, cuando el paro de larga duración se dispara y dos de cada tres personas paradas llevan más de un año sin trabajo, el PP elimina prácticamente la financiación de estos contratos. Mientras entre 2008 y 2011 se repartieron 1.093 millones de euros entre las comunidades autónomas para financiar estas contrataciones, el PP ha repartido en los cuatro años siguientes 2,76 millones de euros.

La estrategia del PP ha funcionado como una maquinaria infernal: por un lado con su reforma laboral permitía la expulsión sin apenas indemnización de sus empleos a miles de trabajadores, por otro les recortaba las prestaciones y, por un tercero, impedía su contratación en empleos públicos durante unos meses eliminando su financiación. Esta ha sido la estrategia establecida para conseguir una fuerte disminución salarial.

grafico3

grafico4

Comentarios