INFORME DE LA FUNDACIÓN 1º MAYO

Pobreza y trabajadores pobres en España

El día 17 de octubre es el día internacional para la erradicación de la pobreza, con el que se quiere concienciar al mundo sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países, siendo un objetivo fundamental del programa de desarrollo de las Naciones Unidas.

Tasa de riesgo de pobreza de ocupados por cuenta propia y ajena en España y UE-28 | Fuente: Eurostat 2014
Tasa de riesgo de pobreza de ocupados por cuenta propia y ajena en España y UE-28 | Fuente: Eurostat 2014

La pobreza va más allá de los ingresos y la situación laboral, desplegándose en los diversos ámbitos de la vida social

Ante este día, hay que decir que la pobreza está aumentando en España de forma creciente en los últimos años, extendiéndose cada vez a más población y haciéndose más duradera en el tiempo. Hoy en día, una de cada tres personas se encuentra en situación de pobreza y exclusión social, siendo ya 740 mil hogares los que no tienen ningún tipo de ingreso.

Han pasado ya varios años desde el comienzo de la crisis y varios también desde que se empezaron a detectar los efectos económicos y sociales derivados de la misma. En el relato de la crisis muchas personas han perdido su empleo, sus ingresos y han caído en la pobreza. Pero estas situaciones no pueden ser atribuidas únicamente a las consecuencias de la crisis económica.

El empobrecimiento de la población en el último periodo está estrechamente ligado a las medidas que se han ido tomando en el marco de las políticas de austeridad, centradas en el pago de la deuda y no en las necesidades de las personas. Éstas arrojan un resultado desastroso, con una fuerte de la destrucción de empleo y caída de los salarios, la precarización de las condiciones de trabajo y una mayor desprotección de los derechos laborales, así como un drástico recorte de los derechos y recursos sociales.

Tasa de pobreza infantil en la Unión Europea, 2012 (en %)


Fuente: Eurostat, 2014

El desamparo al que se enfrentan muchas personas es dramático, debido al prolongado tiempo en desempleo a la que se suman otras situaciones de desprotección, como el agotamiento de las prestaciones e ingresos o la perdida de la vivienda y los desahucios, que hacen que la situación social en su conjunto sea cada vez más insostenible.

El presente estudio tiene como objetivo analizar la situación de la pobreza en España, a través de los principales indicadores y de acuerdo con los últimos datos disponibles. Para ello, en un primer apartado, y tras abordar el debate torno a la medición de la pobreza, se examinan las principales dinámicas de la pobreza en España, en base no solo a la distribución de ingresos, sino también de a otros factores sociales.

De forma específica, se aborda igualmente la situación de los trabajadores y trabajadoras pobres, personas que aún teniendo un empleo regulado y remunerado no son capaces de escapar de la pobreza. Cuestión para la cual se hace uso de los esquemas analíticos utilizados en los trabajos previos de la Fundación 1º de Mayo, en los cuales se entiende que la pobreza va más allá de los ingresos y la situación laboral, desplegándose en los diversos ámbitos de la vida social.

Con este estudio se trata de dar continuidad a una línea de trabajo iniciada hace un par de años, cuyo interés se centra en destacar que la integración en el mercado laboral ya no es la condición básica para evitar la pobreza, la exclusión social o la privación material, porque aunque los salarios son claves, la pobreza va más allá, porque la pobreza se materializa en los hogares y porque las políticas públicas tienen un papel fundamental en la redistribución de la riqueza.

En cualquier caso, no pretendemos realizar una evaluación detallada del proceso de empobrecimiento de la población, sino aportar elementos para el debate en torno a las políticas que se están llevando a cabo en la actualidad, que degradan fuertemente las condiciones de vida de la población, destacando al mismo tiempo la necesidad de realizar un cambio de rumbo de dichas políticas, poniendo en un primer plano las necesidades vitales y sociales de las personas.