viernes. 14.06.2024
electric

Con su apoyo, se desbloquea la situación y se elimina la incertidumbre que había generado la empresa, que amenazó a las organizaciones sindicales con aplicar a rajatabla la reforma laboral. Según lo acordado, se mejora el poder adquisitivo, se reduce la jornada anual y se ofrece al empleado una flexibilidad horaria.

Se elimina la incertidumbre que había generado la empresa, que amenazó a los sindicatos con aplicar al dedillo las modificaciones que introduce la ley

De un censo de 1.677 personas, el 83,6% de la plantilla ha participado en el referéndum que se ha convocado para valorar los términos del preacuerdo, que hace unos días, CCOO y UGT habían alcanzado con Red Eléctrica de España (REE) sobre el convenio colectivo. El 82,74% de los trabajadores y trabajadoras aprobó su contenido y el 15,41% lo rechazó.

De esta manera, se ha puesto fin a semanas de incertidumbre entre la plantilla de Red Eléctrica. Una situación que tuvo su origen en la decisión de la empresa de amenazar a las organizaciones sindicales con aplicar los artículos 34 y 86 del Estatuto de los Trabajadores, que contemplan la distribución irregular de la jornada y eliminan la ultractividad de los convenios colectivos. Largas e intensas negociaciones, lideradas por CCOO primero, y apoyadas por UGT después, pusieron finalmente las bases de un convenio colectivo que las dos organizaciones sindicales valoran muy positivamente.

CCOO y UGT dieron la vuelta a la tortilla y arrancaron a la empresa el compromiso de sellar un convenio colectivo que recoja un incremento salarial; proceda a la adecuación de los itinerarios formativos pendientes; reduzca la jornada anual en diez horas; mejore la conciliación de la vida laboral y personal y regule los trabajos nocturnos y los retenes de las demarcaciones.

Se da la circunstancia de que el SIE, sindicato independiente que cuenta con fuerte presencia en el comité de empresa, se había mostrado contrario a la negociación y se había negado a suscribir los términos del preacuerdo. El resultado del referéndum pone en evidencia que buena parte de la plantilla ha rechazado con su voto la actitud que el Sindicato Independiente de la Energía mantuvo antes, durante y después de la negociación.

A raíz de lo sucedido, CCOO emplaza a REE a mantener las líneas de negociación con los sindicatos de clase, favorables a la negociación colectiva y a la necesaria regulación de las condiciones laborales de la plantilla.

La plantilla de Red Eléctrica da una bofetada a la reforma laboral