SINDICATOS DE PRISIONES CONVOCAN CONCENTRACIONES

Los PGE excluyen las demandas de 16.000 trabajadores penitenciarios

Sin personal suficiente no pueden ejecutarse las más de 285.000 condenas por sentencia firme que se imponen al año por los juzgados y tribunales del orden jurisdiccional penal, y que son gestionadas por el servicio público penitenciario.

Foto: Comisiones Obreras
Foto: Comisiones Obreras

La homologación de los complementos específicos permitiría que una parte de las retribuciones complementarias se consolidara, sin que hubiera pérdidas salariales durante los concursos de traslados o durante el período final de la vida activa, después de 25 o 30 años prestando servicio en las prisiones españolas

Los sindicatos más representativos en Instituciones Penitenciarias (CCOO, ACAIP y UGT) han convocado, de nuevo, concentraciones en distintos centros penitenciarios del territorio nacional, que empezarán este lunes y continuarán hasta el próximo 25 de mayo, coincidiendo con el debate de los presupuestos generales del Estado, con la finalidad de pedir la incorporación de 128.211.481,62 de euros en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2018, para eliminar la brecha salarial que se produce entre los diferentes centros penitenciarios de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. 

Las diferencias salariales ascienden hasta 700 euros para una misma categoría y trabajo, en función de la cárcel donde se trabaje, y por ello piden que se igualen los complementos específicos de los puestos de trabajo con la misma denominación, garantizando con ello que sean “iguales en el trabajo e iguales en el salario”.

Los sindicatos consideran que el esquema retributivo actual del colectivo penitenciario no es coherente con una política salarial que prima la experiencia profesional y la progresión de la carrera, por la existencia de una clasificación por categorías de centros penitenciarios que data de 1989 y, por ello, creen que es urgente adaptarla al marco legal establecido. “La homologación de los complementos específicos permitiría que una parte de las retribuciones complementarias se consolidara, sin que hubiera pérdidas salariales durante los concursos de traslados o durante el período final de la vida activa, después de 25 o 30 años prestando servicio en las prisiones españolas”.

Estas demandas salariales han sido apoyadas con más de 16.000 firmas personales de trabajadores y trabajadoras penitenciarias, que se registraron en el Congreso y Senado el pasado 26 de abril.

Asimismo estas concentraciones también tienen la finalidad de exigir que se abra un marco de negociación real y efectivo para acometer estas reivindicaciones.

Igualmente consideran que es urgente convocar una oferta de empleo público extraordinaria para afrontar la pérdida de efectivos, como consecuencia de la existencia de 3.393 plazas vacantes y el grave problema del envejecimiento de las plantillas (según datos de la propia SGIP, para finales de la década el 25% de los trabajadores de vigilancia tendrá más de 57 años).