#TEMP
martes. 16.08.2022
EL EMPLEO CREADO ES PRECARIO Y DE BAJA CALIDAD

El paro baja por un efecto estacional

El paro bajó en 72.800 personas en el tercer trimestre respecto al trimestre anterior, un 1,2% menos, situándose el número total de desempleados en 5.904.700 personas según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). UGT achaca las "positivas" cifras de ocupación y desempleo al efecto estacional propio del tercer trimestre y asegura que "no hay razón para el optimismo".

UGT achaca las "positivas" cifras de ocupación y desempleo de la Encuesta de Población Activa (EPA) al efecto estacional propio del tercer trimestre y precisa que descontándolo, el empleo habría caído un 0,42% y el paro habría aumentado un 0,21%.

En un comunicado, el sindicato recalca además que "todo el empleo que se ha creado es precario y de baja calidad, fruto de la reforma laboral, que está produciendo un paro cada vez más crónico y empeorando las condiciones laborales de aquellos que tienen un puesto de trabajo".

Por ello, la central asegura que "no hay razón para el optimismo" y que "la propaganda del Gobierno resulta infundada". "Sus políticas están lastrando la recuperación de la economía y el empleo, conformando un mercado laboral con menos derechos para los trabajadores y una economía que se asemeja más a una con bases productivas débiles que a una avanzada", sentencia.

El sector servicios fue el único que creó empleo en el tercer trimestre

El paro bajó en 72.800 personas en el tercer trimestre respecto al trimestre anterior, un 1,2% menos, situándose el número total de desempleados en 5.904.700 personas, con lo que esta cifra se aleja de la cota de los seis millones alcanzada en el primer trimestre de este año.

De esta forma, la tasa de paro cayó al cierre de septiembre hasta el 25,98%, porcentaje casi tres décimas inferior al del segundo trimestre (26,26%), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso del desempleo registrado en el tercer trimestre de este año es el más acusado en este trimestre desde 2005. Dentro del periodo de crisis, en todos los terceros trimestres desde 2008 el paro registró subidas, con excepción de 2009 y 2010, cuando bajó en 14.100 y 70.800 personas, respectivamente.

En el último año, el paro se ha incrementado un 2,2%, con 126.700 desempleados más, mientras que se han perdido 497.100 ocupados, un 2,9%.

La pérdida de empleo público en el tercer trimestre de 2013 es superior a la registrada en el trimestre anterior, cuando se destruyeron 2.600 empleos públicos, pero inferior a la del mismo periodo de 2012, cuando se destruyeron 49.400 ocupaciones en este sector.

En términos cuantitativos, la creación de empleo afectó exclusivamente a los españoles, ya que se destruyeron 60.000 empleos entre los extranjeros (-2,9%) y se crearon 99.500 puestos de trabajo para los nacionales (+0,68%).

Desagregando los datos de desempleo por nacionalidades, el paro de los españoles descendió en el tercer trimestre en 94.200 personas (-1,9%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo aumentaron en 21.400 personas (+1,8%). De esta forma, todo el descenso del paro del tercer trimestre se concentró en los españoles, que situaron su tasa de desempleo en el 24,2%, cifra medio punto inferior a la del trimestre precedente, mientras que la de los extranjeros repuntó más de un punto, hasta el 36,82%.

Por sectores, el desempleo retrocedió en el tercer trimestre en tres de ellos. El mayor descenso se lo anotó el sector servicios, con 117.500 parados menos (-7,06%), seguido de la construcción, con 28.600 desempleados menos (-8,1%), y la industria, que perdió 28.400 parados (-10,1%). En el lado de los ascensos, el más acusado se lo llevó el colectivo sin empleo anterior, donde el desempleo creció en 84.300 personas (+16,5%), seguido de la agricultura (+16.100 parados, +5,9%), y los parados de larga duración, con 1.300 desempleados más (+0,05%).

En el último año, los sectores donde más se ha incrementado el desempleo en términos cuantitativos son el colectivo de parados de larga duración, con 322.800 parados más (+12,5%), y los que buscan su primer empleo, con 43.500 desempleados más (+7,8%).

En el tercer trimestre, coincidiendo con los meses de verano, el sector servicios fue el único que creó empleo, y además en suficiente cantidad como para compensar las caídas de la ocupación en el resto de sectores económicos. En concreto, la agricultura destruyó 55.000 empleos en el tercer trimestre (-7,2%); la industria, 19.700 (-0,8%), y la construcción perdió 9.700 empleos (-0,95%), frente a los 123.900 puestos de trabajo creados en el sector servicios (+1%).

El paro bajó en el tercer trimestre en diez comunidades autónomas, y subió en siete regiones, principalmente en Canarias (22.000 parados más) y Madrid (+10.900). Entre los descensos, los mayores correspondieron a Cataluña, con 32.500 parados menos, Baleares (-25.100 parados) y Comunidad Valenciana (-22.600 desempleados).

En cuanto a la ocupación, ésta cayó en el tercer trimestre en cuatro comunidades autónomas. Las regiones donde más puestos de trabajo se destruyeron entre julio y septiembre fueron Andalucía (-52.300) y Madrid (-43.800), mientras que las que más empleos crearon fueron Cataluña (+52.300) y Baleares (+23.900).

El paro baja por un efecto estacional
Comentarios