sábado 14.12.2019
POR VICENTE GUTIÉRREZ RUBIO

Nuevo atraco fiscal a los planes de pensiones privados

La reforma fiscal emprendida por el Gobierno baja el mínimo exento del 40% al 30% a partir de 1 de enero del 2015.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.

Hoy en día, los planes de pensiones privados tributan como rentas de trabajo

Por Vicente Gutiérrez Rubio | Leyendo la letra pequeña de la mal llamada Reforma Fiscal de Cristóbal Montoro, nos encontramos con la sorpresa, que fue desmentida anteriormente, de que los Planes de Pensiones Privados, anteriores al 31 de diciembre de 2006, que tenían una deducción sobre la base imponible del 40%, ahora será del 30%. Montoro dijo que no lo haría, pero al final, si no lo remedia alguna enmienda, una vez más el ministro de Hacienda falta a su palabra.

Los Planes Privados de Pensiones, que nacieron en los años 90, contaron con todas las bendiciones de los Gobiernos de turno, y por supuesto de las entidades financieras, ya que movían unos depósitos a muy largo plazo, que no podían ser rescatados (excepto en algunas circunstancias) hasta la jubilación. Poco a poco fueron bajando las desgravaciones de dichos planes y aumentando la presión fiscal sobre ellos. Hoy en día tributan como rentas de trabajo, y los posteriores al 31 de diciembre de 2006 no gozan de ninguna deducción.

¿Qué quiere decir esto? Pues llana y sencillamente que los derechos consolidados, que es el dinero que nos corresponde cuando nos jubilamos, tributan como rentas del trabajo, lo cual quiere decir que al rescate de dicho plan nos harán un cálculo de las retenciones que nos corresponden una vez sumados todos los rendimientos del trabajo personal. La sorpresa que nos llevaremos será mayúscula pues veremos detraídos de esos derechos consolidados, dependiendo de la cantidad rescatada, hasta un 45% menos, si la cantidad rescatada es importante.

Por ejemplo para un rescate de 100.000 € y unos rendimientos de trabajo de 40.000 € la retención aproximada, dependiendo de las circunstancias personales, rozará el 32%, con lo que la cantidad rescatada realmente será de 68.000 €.

En un artículo anterior desaconsejé suscribir ningún plan privado de pensiones, hoy vuelvo a insistir en que los Planes Privados de Pensiones son un producto de inversión a muy largo plazo, que gozan de una gran inseguridad jurídica. Por ello deben desviar sus planes de previsión a otros productos, como por ejemplo los PIAS (Planes Individuales de Ahorro Sistemático), PPA (Planes de Previsión Asegurados), etc.

Deben consultar a expertos independientes sobre estos productos, nunca se dejen llevar por las bondades que le ofrezcan las entidades financieras, de las que no hace falta decir a estas alturas, que no dicen la verdad sobre cualquier producto de inversión, y luego vienen las consecuencias por todos conocidas.