UN TRABAJO “INVISIBLE” Y NO RECONOCIDO, DENUNCIA LA OIT

Casi tres millones de mujeres en España realizan un trabajo de cuidados no remunerado

Realizan el 68% del tiempo total dedicado al cuidado de niños y ancianos y otras labores domésticas y no cobran por ello.

Las mujeres son las que realizan la gran mayoría del trabajo no remunerado de cuidados

Cubren el  total una jornada laboral media pero no cobran por ello. La desigual distribución del trabajo de cuidados no remunerado afecta negativamente las perspectivas de empleo de las mujeres. De hecho, el 25% de las mujeres en España en edad laboral declararon que no estaban disponibles para el empleo o que no lo buscaban debido al trabajo de cuidados no remunerado, según datos de 2018 recogidos por la Organización Mundial del Trabajo (OIT). Una tasa más alta que la observada en los países vecinos (13% en Portugal, 10% en Francia) y que la media en Europa y Asia Central (23%).

El trabajo de cuidados comprende tareas que van desde el cuidado de niños, ancianos y personas enfermas a otros trabajos domésticos.

En su informe Care work and care jobs for the future of work (El trabajo de cuidados y los trabajadores del cuidado para un futuro con trabajo decente), la Oficina de la OIT para España, destaca que las mujeres españolas realizan casi el 68 por ciento del tiempo total dedicado al trabajo de cuidados no remunerado. A pesar de que es ‘trabajo’ -destaca la organización-, “permanece invisible, no reconocido y no se tiene en cuenta en la toma de decisiones”.

El 34,4 por ciento del empleo femenino

En España, 3,8 millones de personas se dedican al trabajo de cuidados remunerados, de las cuales 2,9 millones de mujeres y 936 mil hombres. Esto representa el 20,8% del empleo total o el 34,4% del empleo femenino.

Si bien de aquí a 2030, se prevé que el número de beneficiarios de cuidados en España disminuya de los 10 millones actuales (7 millones de niños y niñas menores de 15 años y 3 millones de ancianos) a 8,8 millones (5,6 millones de niños y niñas menores de 15 años y 3,2 millones de ancianos), España se situará en el puesto 22 del ranking de países con mayores ratios de dependencia de cuidados de personas mayores del mundo, y el puesto 19 de los países de Europa y Asia Central con un 9,1 por ciento.

OIT Cuidados

2000 millones de personas trabajando

El grueso del trabajo de cuidados es no remunerado. A nivel mundial se se dedican 16.400 millones de horas al trabajo de cuidados no remunerado todos los días. Esto corresponde a 2000 millones de personas trabajando ocho horas al día sin recibir una remuneración a cambio.

En 2018, en España se emplearon 130 millones de horas diarias en trabajo de cuidados no remunerado. Esta cifra equivale a 16 millones de personas trabajando ocho horas al día sin percibir remuneración alguna. España es uno de los países de Europa y Asia Central donde se realiza la mayor parte del trabajo diario de cuidados no remunerado.

Si estos servicios se valoraran sobre la base de un salario mínimo por hora, equivaldrían al 14,9% del PIB español. A nivel mundial representan el 9 por ciento del PIB, señala Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT.

El trabajo de cuidados es una fuente importante de empleo en todo el mundo, especialmente para las mujeres, pero "presenta grandes retos en términos de calidad”, advierte la OIT cuyo informe destaca que “existe un potencial de creación de empleo de más de un millón de trabajos en el sector de los cuidados en España”.

La OIT alerta que de no afrontar los déficits actuales en la prestación de servicios de cuidado y su calidad, se creará una “grave e insostenible crisis del cuidado a nivel mundial y aumentarán más aún la desigualdad de género en el trabajo”.