domingo. 16.06.2024
ruizvalbuenainterior
María Jesús Pérez Ruiz de Valbuena.

Nuevatribuna | Desde la óptica de una empresa como la suya, ¿qué valor otorga a la formación como una de las vías de salida de la crisis en un momento en el que los jóvenes de nuestro país se están viendo obligados a salir al extranjero en busca de nuevas oportunidades?

Mª Jesús Pérez Ruiz de Valbuena | En España estamos 18 puntos por debajo de la media europea en cualificación profesional, según fuentes de la Fundación Tripartita. Esto hace que la formación adquiera un protagonismo claro para abordar el problema del paro en nuestro país. Es una cuestión estratégica en la que seguir trabajando y mejorando. Nos va mucho en ello.

El desempleo en España está castigando de forma muy severa a la juventud. ¿Cree que hemos tocado fondo?

Posiblemente, pero cuando empezó la crisis pensamos en muchos momentos que esto no podía ir a peor y nos equivocamos muchas veces y durante muchos años. Ahora parece que la destrucción de empleo está estabilizada y se crean empleos aunque menos estables, más flexibles, peor pagados y menos interesantes.

El sector público está siendo uno de los más afectados por la crisis económica. ¿Cuál es la situación del empleo público en nuestro país?

Solo se cubren 10 plazas de cada 100 vacantes en el sector público

La limitación de la tasa de reposición impuesta en las Leyes de Presupuestos desde el año 2010 y de aplicación a todas las Administraciones Públicas ha provocado destrucción de empleo público y a la vez un mantenimiento y contratación de personal interino lo que dificulta la profesionalización de la Administración Pública (de cada 100 jubilaciones o vacantes sin reserva de puesto, se ha venido autorizando la oferta de 10 plazas solo en algunos sectores).

Según los datos de los Boletines Estadísticos de Personal al servicio de las Administraciones Públicas, en enero de 2014 se contaba con un total de 2.551.123 empleados públicos. En enero de 2010, el número de empleados públicos ascendía a 2.698.628, es decir, después de 5 años con fuertes restricciones y con una limitadísima tasa de reposición de efectivos el número de empleados disminuye en poco más de un 5% en su conjunto.

Aunque las Administraciones Públicas han venido reponiendo un 10% de las plazas vacantes a través de pruebas selectivas para adquirir la plaza en propiedad, no se ha amortizado el otro 90% de las vacantes restantes, sino que se ha venido acudiendo a la contratación de personal interino para la cobertura de esas plazas y se ha mantenido a muchos empleados públicos desde hace años sin necesidad de aprobar una oposición.

Pero como se ha puesto de manifiesto en diferentes Informes y Estudios, el incremento de la temporalidad en el empleo público agrava la situación de desigualdad y el riesgo de arbitrariedad, ya que el reclutamiento de personal temporal no exige las mismas garantías que los procedimientos de selección de funcionarios de carrera, dando incluso lugar a algunos casos de desviación de poder.

Se trata de que las Ofertas de Empleo Público autoricen la convocatoria de todas las plazas vacantes, incluidas todas las ocupadas por interinos, y si esto fuera así la plantilla de personal al servicio de las AAPP no crecería sino que se profesionalizaría. Nada más y nada menos que con el mismo gasto repercutiría en un servicio público de más calidad.

La Administración tendría que ser la primera en cumplir las leyes y aplicar los principios constitucionales en el acceso al empleo público de: igualdad, mérito y capacidad.

¿Cómo ve el futuro del empleo público en España y en Europa después del ‘adelgazamiento’ que ha sufrido por los recortes y las políticas de austeridad? ¿Es sostenible en un estado de bienestar?

Los recortes en gasto público suponen recortes en derechos

Como ya he comentado, la Administración solo ha adelgazado el 5%. Se gasta un poco menos, pero peor. Y eso hace que no se presten los servicios con la profesionalidad y eficiencia necesaria. No solo es un problema de cantidad, sino de calidad.

Los recortes en gasto público y el gasto mal empleado, fomentan la desigualdad de oportunidades quedando al descubierto las necesidades básicas y los servicios sociales que financia el gasto público. Los recortes en gasto público suponen recortes en derechos, muchos de los cuales están recogidos en nuestra Constitución.

En mi opinión o se dimensiona la plantilla de la Administración Pública en la cantidad y calidad necesaria para el buen funcionamiento de los servicios públicos o asistiremos a un desmantelamiento de gran parte del Estado de bienestar.

La excusa del desmantelamiento es la crisis económica y aunque hay que admitir que puede resultar necesario ordenar y racionalizar la utilización del gasto público, también muchas de las actuaciones llevadas a cabo pueden responder a criterios ideológicos.

A la hora de dimensionar los medios personales necesarios no hay que olvidar que muchos de los servicios públicos que hoy se prestan están siendo desempeñados por interinos, y si esos puestos son necesarios deberán mantenerse (que no se amorticen) pero que sean ocupados por personal seleccionado a través de un proceso regulado legalmente y con garantía de igualdad para todos los ciudadanos. Y que se seleccione a los mejores.

¿Ve suficientes las políticas de apoyo a los emprendedores que se están poniendo en marcha en España?

Creo que añadiría algo de más calado: incluir en la formación obligatoria alguna asignatura y/o actividad que permita a los jóvenes que se están formando conocer la actividad empresarial-económica y tratar de resaltar aquellos aspectos empresariales más modernos e interesantes para el desarrollo de una región o un país y para el de las personas. Esto se hace en muchos países europeos. Así tendríamos captado el interés hacia el emprendimiento-empresariado desde más jóvenes y más vocacionales.

Usted se ha venido caracterizando como una de las mujeres empresarias más relevantes del país. ¿Cómo ve a día de hoy la presencia de mujeres en los puestos directivos de las empresas?

Hoy cualquier empresa moderna reconoce y apoya a sus mujeres directivas

Les agradezco el halago, pero creo que soy una empresaria media de este país. Eso sí, en una empresa destacada y con 57 años de antigüedad.

Pienso y constato que la mujer en las empresas está cada día mejor. En mi generación ya éramos unas cuantas, pero no éramos significativas.

Ahora veo cada día con más alegría que hay cantidad de mujeres bien preparadas y bien reconocidas en muchas empresas. Este fenómeno se da en mayor medida entre los hombres y mujeres directivos entre 24 y 34 años, donde el 45,9% son mujeres. Si hablamos de personas mayores de 45 años, solo el 26,6% son mujeres.

Hoy cualquier empresa moderna reconoce y apoya a sus mujeres directivas. Sé que todavía queda bastante, pero vamos por buen camino.

¿Y a qué responde a su juicio la baja presencia de mujeres en ámbitos asociativos y de responsabilidad como en la CEOE?

La sociedad casi siempre va por delante de las instituciones. Son estas las que cambian forzadas por la realidad social. Esto le pasa a las organizaciones empresariales importantes como CEOE. Siento que sea así, pero confío que la sociedad impregne y fuerce cambios en este sentido.

Todavía no sé por qué no es de aplicación la ley de igualdad, tan beneficiosa en la vida pública y privada, a todas las organizaciones e instituciones. ¿Por falta de candidatas?, eso dicen. Yo creo que es por falta de voluntad. Confío que esto vaya cambiando pronto.

De usted se dice que es una impulsora del liderazgo femenino en las empresas. ¿Qué papel juegan las mujeres en una empresa como ADAMS?

En ADAMS las mujeres han tenido siempre un papel fundamental. Desde mi madre, que junto con mi padre fundaron la empresa, y tuvo siempre un papel fundamental.

Nunca hemos discriminado por razón de sexo, y eso nos ha dado mucha fortaleza al ser justos en nuestras apreciaciones y reconocimiento del valor de nuestros empleados, sensibilidad ante los clientes y proveedores, constancia ante la resolución de dificultades, compromiso con los alumnos y cohesión entre los integrantes de la empresa. Me gusta y me interesa el liderazgo femenino. Y a los Directivos/as de ADAMS también.

ADAMS también se ha caracterizado por su compromiso con la Responsabilidad Social Corporativa. En este campo, ¿cuáles son las líneas de actuación de su empresa?

Tenemos un programa de becas para mujeres que sufren violencia de género

Creemos en la igualdad y la aplicamos. Somos respetuosos con las leyes y las cumplimos. Sabemos que debemos dar a nuestros empleados, proveedores y clientes el respeto, la lealtad y el compromiso que les pedimos a ellos. Y todo ello lo traducimos a un funcionamiento corresponsable y tangible en derechos y obligaciones claras.

En el ámbito de los empleados, intentamos que tengan las mejores condiciones que podamos ofrecerles en aspectos relacionados con la conciliación, mejoras sociales y económicas (algunas se han visto afectadas negativamente por la situación de crisis), ascenso profesional, formación etc.

En el terreno de Acción Social, desde hace más de 12 años pusimos en marcha actividades de Responsabilidad Social en las que se han implicado la mayoría de las personas que trabajan en ADAMS y que siempre han estado apoyadas por la Dirección de la empresa.

Actualmente mantenemos más de 100 de becas anuales para personas que preparan oposiciones y no tienen recursos. Desde la puesta en marcha de esta iniciativa en 2009, ya se han concedido 690 ayudas.

Tenemos un programa de becas para mujeres que sufren violencia de género y que canalizamos a través de acuerdos con la Comunitat Valenciana, Junta de Andalucía, Comunidad de Madrid y Generalitat de Catalunya. En total son 120 becas anuales. Es un programa que nos llena de orgullo. Está en funcionamiento desde el año 2009.

En Burkina Faso hemos construido a lo largo de varios años seis escuelas en poblaciones de la provincia de Yatenga y abrimos la primera escuela de informática en la cuarta ciudad del país con formación gratuita. En esta escuela de informática la premisa era que al menos el 50% del alumnado fueran mujeres. Desde el año 2012 dejamos de realizar estos proyectos por falta de recursos en la empresa debido a la mala situación económica. Pero no descartamos seguir colaborando en esta línea cuando la situación mejore.

Actualmente en Burkina Faso colaboramos donando material de centros, que desgraciadamente hemos tenido que cerrar, a través de la Fundación Biblioteca Olvido, iniciativa solidaria de uno de los socios de ADAMS y para más señas hermano mío.

"Los recortes en gasto público y el gasto mal empleado, fomentan la desigualdad"