sábado 30.05.2020
PIDE A BOTELLA QUE DESARROLLE LA LEY DE CAPITALIDAD

Lissavetzky advierte de que la reforma local pone en jaque los servicios y los empleos en el sector público

El portavoz socialista en el ayuntamiento de Madrid considera que el anteproyecto de ley deja sin financiación las competencias impropias que hasta el momento prestan los consistorios.

Lissavetzky dice que la reforma local desmantela el sector público

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, considera que el anteproyecto de modificación de la ley de bases de régimen local puede poner en jaque los servicios que presta el Ayuntamiento y los empleos en las empresas públicas municipales. En este sentido, Lissavetzky pide a la alcaldesa, Ana Botella, que “se pelee” contra esta reforma local, que supone una “involución”, y desarrolle la ley de capitalidad de Madrid. “Quítese el gorro de militante y cámbielo por el de defensora de los intereses de los madrileños”, ha señalado.

El portavoz socialista ha subrayado que el anteproyecto no sólo vacía de competencias propias a los municipios, sino que, además, deja sin financiación a las llamadas competencias impropias que hasta el momento prestan los ayuntamientos. A su juicio, esta “contrarreforma”, que prima los criterios económicos sobre los sociales, incidirá en el sufrimiento que viven muchos ciudadanos, al encarecer significativamente los servicios sociales.

Asimismo, ha agregado Lissavetzky, “el proyecto de reforma local supone el desmantelamiento del sector público, especialmente en la ciudad de Madrid”. Según ha explicado el edil, la actual redacción no permite que las corporaciones sujetas a un plan de ajuste -caso de Madrid- constituyan empresas municipales y que desmantelen en 2014 aquellas que tengan déficit.

Para Lissavetzky afirma que la reforma local atenta contra el municipalismo y la autonomía local, garantizada por la Constitución

El concejal del PSOE ha enumerado las sociedades municipales en esta situación: MACSA, Madrid Espacios y Congresos y Empresa Municipal de Vivienda y Suelo. En la actualidad, mantienen 750 empleados que ven en peligro su puesto de trabajo. Además, ha explicado, “la nueva formulación legal hará que las deudas de las dos últimas -hasta ahora no computadas como deuda pública- deban incluirse en el monto total de lo que debe el ayuntamiento, aumentando la gigantesca deuda del consistorio en 900 millones de euros más”.

Lissavetzky ha señalado que hay otras tres empresas que, a falta de datos de cierre de 2012, pueden estar bordeando la situación de pérdidas: EMT, Madrid Visitors & Conventions Bureau, y Madrid Movilidad. En total, 8.671 empleados.

En suma, el portavoz socialista considera que, tal y como está redactado, la llamada reforma local atenta contra el municipalismo y la autonomía local, garantizada por la Constitución, y disminuye el papel de los consistorios en la garantía de la igualdad, la cohesión social y la democracia. Tampoco, en su opinión, aportará más eficacia, ya que en lugar de apostar por una gestión de proximidad, apuesta por la centralización.

Lissavetzky advierte de que la reforma local pone en jaque los servicios y los empleos...
Comentarios