Nuevatribuna

La Justicia condena a Médicos Sin Fronteras por abuso laboral

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia dictamina como nula la cláusula de productividad que Médicos sin Fronteras aplica a la plantilla de captación de socios y socias en el conjunto del Estado.

No alcanzar este doble objetivo supone para los trabajadores y trabajadoras la aplicación de un despido disciplinario, sin derecho a indemnización, lo que implica una alta tasa de rotación

Hace apenas unos días el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) declaraba nula la cláusula 7 de los contratos de las captadoras y captadores de Médicos Sin Fronteras (MSF), una cláusula que exige que la plantilla alcance unos objetivos mínimos en cuanto a número de socios así como una financiación mínima. No alcanzar este doble objetivo supone para los trabajadores y trabajadoras la aplicación de un despido disciplinario, sin derecho a indemnización, lo que implica una alta tasa de rotación.

Desde Comisiones Obreras entienden que tal y como ha fallado el tribunal, "este tipo de cláusula de rendimiento protagoniza una situación de abuso por parte de MSF, ya que ha sido una cláusula aplicada unilateralmente, que no ha sido negociada y aplica un régimen sancionador que puede llevar a cabo a la extinción del contrato" cuando no alcanzas los objetivos durante 3 meses de forma consecutiva y durante 6 meses de forma no consecutiva.

A día de hoy es una cláusula inalcanzable por la plantilla (solo la alcanzó el 11% en el 2016) ya que conseguir un mínimo de 6 socios semanales y una cuota de financiación de 115 euros es algo que no depende por si solo de los trabajadores y trabajadoras es una cuestión que depende de la voluntariedad de terceras personas. Además en caso de no aplicar el despido disciplinario, MSF interpone amonestaciones mensuales, incluso cuando se supera el número de socios, y faltan pocos céntimos para alcanzar el objetivo de financiación.

Este sector, formado por jóvenes y mujeres en su mayoría, precariza a las plantillas de captación con cláusulas abusivas, jornadas de trabajo interminables, sin protocolos de violencias

El sindicato califica esta sentencia como "un logro para las condiciones laborales de las captadoras y captadores de socios, y entiende que se abre una clara oportunidad para mejorar las condiciones precarias que se dan en el sector, ya que somos conocedores de que las situación laboral en otras ONGs es muchísimo peor".

Este sector, formado por jóvenes y mujeres en su mayoría, precariza a las plantillas de captación con cláusulas abusivas, jornadas de trabajo interminables, sin protocolos de violencias y un largo etcétera. Por ello recalcamos la necesidad de que la Asociación Española del Fundraising inicie una revisión en la contratación de los y las captadoras.

Por toda esta situación y siendo conocedores de que MSF recurrirá al Supremo esta sentencia, desde el sindicato no entienden que una ONG que defiende los Derechos Humanos se olvide del cumplimiento de los derechos laborales.