domingo 25.08.2019

La importancia de mejorar el estado anímico de los trabajadores

El Mindfulness y el Yoga para empresas se impone poco a poco en las compañías para incrementar la productividad de los empleados.

La importancia de mejorar el estado anímico de los trabajadores

En España, uno de cada tres trabajadores sufre estrés laboral. Lejos de estancarse, este 33% de trabajadores afectados por esta patología va en aumento debido a diversos factores presentes en las empresas: clima laboral poco adecuado, autoexigencia, filosofía y liderazgo incorrectas de la compañía. El sufrimiento de este tipo de problemas por parte de los trabajadores genera una serie de problemas tanto desde el punto de vista de la salud de quien lo sufre como desde el punto de vista empresarial, ya que la productividad de los empleados y, por tanto, de las empresas disminuye de forma paralela.

Para hacer frente a esta tendencia, son muchas las empresas que están empezando a poner cartas sobre el asunto con el fin de reducir el mal ambiente laboral y el estrés profesional. Para ello, las compañías están implantando planes de actuación con talleres y sesiones de Mindfullnes o Yoga para ayudar a reducir el estrés laboral entre sus trabajadores.

Pero, ¿cómo pueden ayudar estas técnicas a mejorar el ambiente laboral? Por un lado, la Atención Plena o Mindfulness es una técnica milenaria de la Meditación que se ha demostrado que es una herramienta válida, fiable y con efectos terapéuticos demostrados que ayuda a controlar el estrés, fomentar el autocuidado y mejorar las puntuaciones de ansiedad de los participantes en estas sesiones. El Yoga, por su parte, combina la parte física y mental para lograr la tranquilidad del cuerpo y de la mente.

Tal y como explican desde el Centro Mindfulness Madrid, en los últimos meses son varias las empresas que están incorporando y promocionando las sesiones de Mindfulness entre sus empleados con la finalidad de crear entornos de trabajo saludables. “Los empresarios se han dado cuenta de que tener a trabajadores sanos y sin estrés es fundamental para el desarrollo y bienestar de las personas, mejorando al mismo tiempo la productividad y sostenibilidad de las empresas”, explican los responsables de este centro.

Para llevar a cabo este tipo de sesiones en las empresas, este centro ofrece a sus clientes la posibilidad de adaptar los horarios a los que más se adecúen a los trabajadores de la empresa, logrando de este modo tener la menor incidencia en el día a día y en la organización de la propia compañía. A la hora de llevar a cabo una sesión, los responsables de este centro preparan y diseñan sesiones de entrenamiento de Mindfulness dirigidas a reducir el grado de estrés crónico y mejorar las puntuaciones de ansiedad.

Además, este tipo de sesión también favorece el desarrollo de habilidades emocionales entre los participantes, incidiendo directamente en la mejora del clima laboral dentro de una organización. “Para ello, tratamos de que los trabajadores focalicen su atención plena en las emociones, facilitando la comprensión y regulación de las mismas”, recalcan.

Con la introducción de este tipo de sesiones dentro de las organizaciones, las empresas tratan de luchar contra una de las epidemias del Siglo XXI: el estrés laboral. Además, esta técnica también estimula la creatividad, facilita la toma de decisiones y la dirección de equipos de trabajo.

Además del Mindfulness, el yoga para empresas es otra de las técnicas que ya forman parte del día a día de numerosas organizaciones en España. Entre las empresas de referencia que ofrecen este tipo de servicios destaca Shala Yoga Madrid. “El yoga en las empresas ha demostrado que es una de las mejores iniciativas que cualquier compañía puede implantar para reducir las bajas laborales y fomentar un ambiente saludable”, enfatizan desde este gabinete especializado.

Las sesiones de Yoga suelen durar entre 45 y 60 minutos y, al igual que las de Mindfulness, se realizan en horarios adaptados a las empresas y a los trabajadores. Por medio de esta técnica, los asistentes mejoran física y mentalmente en pocas sesiones, mientras que la organización también se beneficia del estado vital de sus trabajadores.

Entre estas mejoras que se detectan en poco tiempo destacan el estado de ánimo y el sentimiento de pertenencia a la empresa. “Las compañías que apuestan por este tipo de iniciativas para sus empleados demuestran que se preocupan por ellos, que les cuidan, lo que sin ninguna duda favorece el trabajo que después realizan los empleados”, subrayan desde Shala Yoga Madrid.

Para conseguir estos beneficios, el Yoga se basa en la práctica de una serie de posturas corporales y su correspondiente técnica de respiración con las que la mente y el cuerpo se relajan. De este modo y con una práctica continua, los asistentes tienen más energía vital y aumenta la capacidad de concentración.