SEGÚN INFORME DE LA FUNDACIÓN 1º DE MAYO

Los primeros espadas del IBEX35 cobran 123 veces más que sus trabajadores

Aumenta la desigualdad de remuneraciones en el conjunto de las empresas.

La presencia de mujeres en puestos directivos sigue siendo muy escasa.

Ni los salarios de los trabajadores, que solo han crecido una media del 0,5%, ni el empleo creado, un 0,3% más, se han beneficiado del considerable crecimiento de los beneficios de las empresas del IBEX 35, denuncia CCOO

Los primeros ejecutivos de las empresas del IBEX35 cobran hasta 123 veces más que los sueldos medios de sus empleados según un informe elaborado por la Fundación 1º de Mayo. En total, estos primeros espadas se repartieron en 2016 138,6 millones de euros, lo que representa un 9% más que el año anterior cuya ratio estaba en 113 puntos. La recuperación de la crisis y el aumento de beneficios parece que se ha notado en los bolsillos de estos ejecutivos, no tanto para sus trabajadores cuyos salarios han subido una media del 0,5% con respecto a 2015.

Estos son algunos de los datos que se recogen en el informe ‘Evolución de indicadores de buen gobierno de las empresas del IBEX35 en 2016’ presentado este miércoles a los medios por el autor del mismo, Luis de la Fuente, por el responsable de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo y por Mario Sánchez, del equipo de la Secretaría.

El aumento en las remuneraciones es heterogéneo, dependiendo de qué empresa se trate. Los mayores sueldos se los llevan los ejecutivos de Ferrovial (15,3 millones), Inditex (10,4), Banco Santander (9,9), Iberdrola (9,4) o IAG (9,3). Las que menos, resaltan Aena (166.000 euros), Bankia y Red Eléctrica (750 mil) o Viscofan (808 mil).

Las retribuciones de los consejeros y de cargos de alta dirección, aunque menos, también están por encima de los sueldos medios de plantilla. En el caso de los Consejos de Administración es un 21,5 más, y en los equipos de alta dirección un 26,9.  

SE MANTIENE EL TECHO DE CRISTAL EN LA ALTA DIRECCIÓN

El informe también ofrece la foto del momento en cuanto a presencia de mujeres en los primeros puestos directivos. Aunque del total de una plantilla de 1.370.000 trabajadores, el 48% son mujeres, este porcentaje se reduce considerablemente en la alta dirección, donde de 413 personas, solo 54 son mujeres, es decir, un 13%.

El porcentaje se eleva al 21,5% en puestos medios de dirección, todavía lejos del objetivo del 30% que recomienda el Código de Buen Gobierno para las Sociedades Cotizadas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para 2020.

Hay empresas, incluso que no cuentan con ninguna mujer como es el caso de Acerinox, Gamesa, Iberdrola o Telefónica, mientras Acciona e Inditex están a la cabeza, con 4 mujeres entre sus altos cargos.

carlos bravo

OTROS DATOS QUE APORTA EL INFORME

CCOO insiste en “la importancia de la regulación frente a la autorregulación”

empresas del IBEX35 también han visto aumentar sus beneficios un 18% más que el año anterior (36,4 mil millones de euros en 2016), al tiempo que ha aumentado un 4% las retribuciones del accionariado hasta alcanzar los 24,8 mil millones.

Asimismo, es importante resaltar que el 60% de su plantilla trabaja fuera de España y que el incremento en creación de empleo con respecto a 2015 ha supuesto solo un 0,3%; y la temporalidad se sitúa de media en un 17%.

Según ha resaltado Carlos Bravo, del análisis de datos extraído, “la cobertura de negociación colectiva ha resultado bastante decepcionante”, debido en gran medida a que algunas empresas no informan sobre ello y las que lo hacen ofrecen datos genéricos, referidos al grupo empresarial o zona geográfica; así, “la ausencia de datos desagregados” impide hacer una comparación homogénea de los mismos, advierte el sindicato.

En el informe se denuncia la todavía falta de transparencia que tienen estas empresas en cuanto a calidad de sus indicadores y la “ausencia de un marco estándar homogéneo para todas las empresas que permita su comparación y sirva para aumentar la transparencia de los mercados financieros y mejorar la rendición de cuentas de las empresas con respecto a los ciudadanos”. Por ello, CCOO insiste en “la importancia de la regulación frente a la autorregulación”.