sábado 4/12/21
CONSTITUIDO EN FERRAZ EL EQUIPO DE TRABAJO

El PSOE fija sus "líneas rojas" para la reforma del sistema de pensiones

Valeriano Gómez asegura que si el Gobierno quiere cambiar el modelo actual “que lo diga expresamente” y que "respete la forma en que hasta ahora hemos abordado en España los cambios en nuestro sistema de pensiones: con acuerdo y con diálogo”.

El portavoz de Economía en el Congreso, Valeriano Gómez, ha marcado hoy las “líneas rojas” del PSOE frente a la reforma del sistema de pensiones y ha explicado que el PSOE se opondrá a que el Gobierno del PP rebaje las pensiones públicas y abra la puerta a su privatización con la excusa de la crisis.

“No creemos que se deba aprovechar la situación de crisis para alterar de forma sustancial las características de un sistema que hace mucho tiempo que lleva prestando una función esencial para combatir la pobreza durante la vejez"

En una rueda de prensa en Ferraz, tras constituirse el Equipo de Trabajo del PSOE sobre pensiones bajo la presidencia de Alfredo Pérez Rubalcaba, Gómez afirmó que “no vamos nunca a participar en una operación destinada a reducir la cuantía de las pensiones públicas”, para que se “abra hueco” y “el mercado entre en la provisión de un servicio público esencial que ha funcionado en España de manera impecable y ejemplar”, y cuya administración es una de las más eficientes del mundo desarrollado.

Gómez denunció que lo que plantea el informe de la Comisión de Expertos nombrados por el Gobierno es “una manera automática de rebajar las pensiones, desde este momento hasta el futuro y en eso nunca va a colaborar el Partido Socialista”, que entiende que las pensiones “tienen que tener alguna forma de actualización razonable”.

“Las pensiones hoy no pueden ser objeto de un nuevo recorte” -dijo- “después de haber tenido que contemplar un empeoramiento sistemático de la situación entre nuestros pensionistas en forma de copagos en servicios farmacéutico, de reducciones de las prestaciones de la Ley de Dependencia o de la situación en la que se encuentran los ocupados mayores de 55 años y los parados que están cerca de la jubilación”.

“No creemos que se deba aprovechar la situación de crisis para alterar de forma sustancial las características de un sistema que hace mucho tiempo que lleva prestando una función esencial para combatir la pobreza durante la vejez. Ese es el objetivo último de los sistemas de pensiones y sobre esa base tiene que producirse la discusión”.

“Entre las herencias recibidas por el nuevo Gobierno está un Fondo de Reserva de más de 67.000 millones de euros, que ha sido constituido por el esfuerzo conjunto de trabajadores y empresarios"

La reforma vigente es válida para garantizar el sistema

Gómez subrayó que, a juicio del PSOE, la reforma de las pensiones llevada a cabo hace dos años, y que entró en vigor el 1 de enero, “es una reforma válida, sobre la que nuestro sistema de pensiones puede transitar perfectamente y garantizar sus sostenibilidad a medio y largo plazo” y, además, “fue pactada con sindicatos y con empresarios, avalada por una mayoría de las fuerzas políticas integrantes del arco parlamentario y, por lo tanto, respetó la plena vigencia del Pacto de Toledo”.

 “Lo que queremos es que si el Gobierno plantea cambios en ese modelo, que lo diga expresamente y que si quiere y pretende llevarlos a cabo respete la forma en que hasta ahora a lo largo de décadas hemos abordado en España los cambios en nuestro sistema de pensiones: con acuerdo y con diálogo”, añadió.

 “Lo que el PSOE no quiere -insistió- es que se reforme deprisa y corriendo una ley que lleva solo 6 meses de vigencia” y por eso pide que “se le permita desplegar todos su efectos”. Valeria Gómez dijo no entender que el PP quiera “cambiar cuanto antes” la ley de pensiones, para que se reduzca el poder adquisitivo y la cuantía de las pensiones”. “A ese juego –señaló- nunca jugará el Partido Socialista”.

El dirigente socialista explicó que “la ley vigente trataba de hacer frente al cambio demográfico aumentando la edad de jubilación paulatinamente hasta el año 2027, asegurando la misma edad de jubilación, 65 años, para aquellos que tenían largos periodos de cotización, 38 años y medio y, al mismo tiempo,  garantizando el papel del Fondo de Reserva”.  

En este sentido, añadió que “entre las herencias recibidas por el nuevo Gobierno está un Fondo de Reserva de más de 67.000 millones de euros, que ha sido constituido por el esfuerzo conjunto de trabajadores y empresarios y lo que no puede ocurrir es que cuando las cosas van bien y sobra dinero se constituya un Fondo de Reserva y cuando las cosas van mal lo que haya que hacer sea rebajar la pensión de los pensionistas” y “no utilizar lo que hemos ahorrado durante el pasado”.

Valeriano Gómez ha criticado que el diseño que plantean los expertos reunidos por el Gobierno, se reduzca a “rebajar la cuantía de las pensiones”; algo con lo que –dijo- no está de acuerdo el PSOE, que aboga por “una fórmula que integre y haga frente a los retos de futuro mezclando todos los parámetros”, esto es, los ingresos (tipo de cotización, fuentes tributarias), la edad de jubilación, el periodo de cálculo y la cuantía de la pensión inicial.

Insistió en que “hay muchas cosas que se pueden hacer dentro del ámbito actual de la ley vigente sin tener que afectar a la cuantía de la pensión futura y que pueden seguir mejorando la sostenibilidad financiera del sistema”. Así, explicó que el PSOE planteará una propuesta específica en torno al factor de sostenibilidad, articulada alrededor de los votos particulares de los dos expertos que el Partido  propuso en su día para integrar la Comisión de Expertos que creó el Gobierno sobre este asunto.

El PSOE fija sus "líneas rojas" para la reforma del sistema de pensiones
Comentarios