CAMPAÑA CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN SINDICAL

Más de 260 trabajadores han sido imputados por ejercer el derecho de huelga

En el marco de la campaña 'No nos van a callar', los líderes sindicales Toxo y Méndez presentaron este jueves un informe que recoge 81 expedientes abiertos a cientos de sindicalistas por su participación en huelgas tanto generales como sectoriales y de empresas. (Foto: Prudencio Morales)

Foto: Prudencio Morales
Foto: Prudencio Morales

Toxo: "Estamos ante un ataque sin precedentes al derecho de huelga"

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, denunciaron este jueves la existencia una ofensiva penal planificada contra el derecho constitucional de huelga y el sindicalismo que, según cálculos de ambos sindicatos, afecta hasta el momento a más de 260 personas para las que el Ministerio Fiscal pide un total de 120 años de cárcel por su participación en huelgas en las que en ningún caso se deduce que haya habido violencia.

En el marco de la campaña “No nos van a callar”, contra los procesos contra cientos de sindicalistas en el ejercicio de este derecho, Toxo y Méndez presentaron un informe que recoge 81 expedientes que afectan a más de 260 personas, para las que el Ministerio Fiscal pide –ya se han producido algunas condenas o, por el contrario, absoluciones – sanciones administrativas y económicas o, en algunos casos, penas mínimas de 3 años de prisión, que implican el ingreso en la cárcel, por su participación en huelgas tanto generales contra las reformas laborales y los recortes en el estado de Bienestar, como sectoriales y de empresas. 

Para CCOO y UGT, se trata de un "ataque sin precedentes" contra el ejercicio del derecho de huelga, que quiebra una larga tradición de 35 años en la que “los trabajadores hemos venido ejerciendo democrática y constitucionalmente este derecho”. Un ataque que, según remarcó el secretario general de CCOO, responde a una planificación y al objetivo de desanimar y “meter miedo a la gente” para que no participe en las huelgas y, en consecuencia, debilitar a los sindicatos. Así lo demuestra, en su opinión, que ahora, y por primera vez en democracia, se utilice el artículo 315 del Código Penal para agravar las penas de cárcel.

“Se utiliza la figura de coacción al derecho al trabajo”, cuando todos los días se vulneran los derechos de los trabajadores en las empresas sin que tenga ninguna consecuencia. Hay dos varas de medir”, señaló el secretario general de CCOO, quien anunció las iniciativas que han adoptado los sindicatos “para impedir que personas injustamente condenadas ingresen en prisión” y cese la persecución contra personas que ejercen el derecho de huelga; personas contra las que se formulan acusaciones, no por su actuación concreta, sino por la facilidad para identificarlas en muchos casos al tratarse de responsables sindicales.    

Méndez: “Se ha creado una dinámica de criminalización de la acción sindical con el fin de desalentar a los trabajadores"

Por su parte, Cándido Méndez ha considerado que con estos procedimientos “se aplica una restricción desproporcionada del ejercicio del derecho de huelga y se abren a personas por su representación sindical, no porque se acredita su participación en los hechos denunciados”. “Se ha creado una dinámica de criminalización de la acción sindical con el fin de desalentar a los trabajadores de la promoción de movilizaciones y propiciar la transmisión de una proyección pública del derecho de huelga como si fuese una práctica delictiva”, ha dicho.

Méndez ha recordado que en España “el ejercicio del derecho a huelga se ha caracterizado durante los últimos 35 años por la ausencia de violencia, pero en una huelga se pone en evidencia un escenario de conflicto donde siempre puede haber cierta tensión, como ha manifestado ya el Tribunal Constitucional. Pero la Fiscalía no ha contemplado este hecho y ha producido un desequilibrio a favor del Código Penal y en perjuicio de los trabajadores y del derecho fundamental de huelga, amparado por la Constitución”.

Campaña “No nos van a callar”

Con la participación del presidente y de la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI), el 1 de julio en la plaza de madrileña de Callao, se va a celebrar una concentración, a la que seguirán otras el día 9 de julio en la mayoría de las capitales de provincia. Además de esta movilización, los sindicatos también se han dirigido al Presidente del Consejo General del Poder Judicial, al Fiscal General del Estado y al Ministro de Justicia para cambiar la normativa en el Código Penal “con el fin de reponer derechos que se están socavando, como el derecho de huelga y libertad sindical”.

Asimismo los sindicatos pedirán amparo al Tribunal Constitucional y denunciarán la ofensiva contra el derecho de huelga ante organismos internacionales como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para reclamar la adopción de medidas inmediatas para que acabe la criminalización del sindicalismo. También remitirán denuncias ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT y ante el Comité de Derechos Sociales.

Concentración de apoyo a “Los ocho de Airbus”, en Getafe

Este viernes, 27 de junio, tendrá lugar la concentración que cada mes se celebra en apoyo a “los 8 de Airbus”, para los que se pide ocho años de cárcel por los sucesos de la huelga general del 29 de septiembre de 2010.

A la concentración, que dará comienzo a las 10 horas en las puertas de la fábrica, en Getafe (Paseo de John Lennon / M-406), asistirán el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, la secretaria general de CCOO en la comarca Sur, Isabel Martínez, y la secretaria general de la Federación de industria de CCOO de Madrid, Mercedes González