Lunes 17.06.2019

CCOO y UGT instan al Gobierno a destopar las cotizaciones máximas

Ambos sindicatos saludan la subida del SMI pero exigen “cambios inmediatos” en la legislación laboral.

CCOO y UGT han recibido con satisfacción el anuncio del Gobierno para la aprobación de la subida del SMI a 900 euros que se hará efectiva en el Consejo de Ministros del próximo 21 de diciembre, pero instan al Ejecutivo de Pedro Sánchez a poner en marcha los cambios sobre la reforma laboral que ya se han ultimado en el marco del diálogo social.

“España necesita de una potente iniciativa contra la desigualdad y la precariedad laboral, y el SMI es una pieza muy importante pero no única si de verdad se quiere un país más cohesionado socialmente, que limite preocupantes fenómenos políticos que emergen por toda Europa”, señalan ambos sindicatos en un comunicado emitido este miércoles.

Por ello, CCOO y UGT instan al Gobierno “a cerrar definitivamente el acuerdo para modificar en profundidad la reforma laboral del año 2012”, como “condición necesaria” para emprender la negociación sobre el Estatuto de los Trabajadores, advierten.

UGT y CCOO aportarán en las próximas fechas las alegaciones al borrador de Decreto que el Gobierno ha anunciado para el día 21. Los sindicatos avisan que aunque la subida del SMI mejorará el salario neto de cientos de miles de personas trabajadoras, así como sus aportaciones a la Seguridad Social por la vía de las cotizaciones, “estas cuantías serán insuficientes para reducir drásticamente el déficit que presenta la Seguridad Social, que se sitúa de forma estructural en torno a un 1,5% del PIB”.

Por ello, plantean el destope en las bases máximas de cotización y recuerdan que los salarios más altos, están exentos de cotizar a la seguridad social a partir de los 45 mil euros.

De igual manera, la mejora del SMI “no puede tener como consecuencia que el Régimen de Autónomos (RETA) se quede con bases mínimas de cotización por debajo del Régimen General”. En este sentido, recuerdan que la elección de base en este régimen provoca que casi el 90% de los más de 3 millones de cotizantes, lo hagan por la base mínima, lo que “provoca pensiones muy bajas y detrae recursos a la Seguridad Social, vitales para mantener un sistema de pensiones público, solidario y de reparto”, afirman.

Comentarios