sábado 30.05.2020
SEGúN DENUNCIAN DESDE COMISIONES OBRERAS

"No está creciendo el empleo, sino una forma espuria de reparto de los puestos de trabajo"

Cuando se acaba el verano y desaparecen las actividades de temporada, el empleo temporal cae y los datos del mercado de trabajo se vuelven negativos.

"Los puestos de trabajo se están repartiendo de forma espuria"

Se confirma el enorme deterioro que está sufriendo la calidad del empleo en España: precariedad, rotación y estacionalidad en el empleo que pone en evidencia la afiliación a la Seguridad Social, porque el inicio del curso escolar provoca un aumento de 102.318 afiliaciones que no se corresponden con nuevos puestos de trabajo

Octubre ya es el tercer mes consecutivo en el que aumenta el paro, lo que, en opinión de CCOO, confirma la vigencia del ciclo estacional de la economía española: cuando se acaba el verano y desaparecen las actividades de temporada, el empleo temporal cae y los datos del mercado de trabajo se vuelven negativos. Una evidencia que viene a demostrar que no se ha producido el cambio estructural del que habla el gobierno.

El aumento del desempleo en octubre demuestra la fragilidad de la recuperación y la enorme dependencia de la economía española de las actividades turísticas, estacionales y de temporada. A pesar de los discursos triunfalistas del gobierno la realidad demuestra que no hay un cambio estructural de la economía y del empleo, y seguimos sufriendo los efectos coyunturales que caracterizan la estructura productiva del país.

Se confirma el enorme deterioro que está sufriendo la calidad del empleo en España: precariedad, rotación y estacionalidad en el empleo que pone en evidencia la afiliación a la Seguridad Social, porque el inicio del curso escolar provoca un aumento de 102.318 afiliaciones que no se corresponden con nuevos puestos de trabajo, con más empleo real, sino de la recontratación de personas que son despedidas cuando termina el curso escolar. Se han sustituido las vacaciones de otros tiempos por ir al paro.

Las personas con contrato indefinido y a tiempo completo ya no son la mayoría de la población asalariada afiliada al Régimen General de la Seguridad Social; el empleo temporal o a tiempo parcial desplaza al estable a tiempo completo. En los últimos once meses han aumentado en 220 mil los temporales y en 46 mil los de tiempo parcial. Por el contrario, el indefinido a tiempo completo es el único que se reduce, hay 32 mil afiliados menos que hace un año. Por tanto, más que ante un proceso de creación de empleo, estamos ante una forma espuria de reparto de los puestos de trabajo, tanto en número de horas de jornada como de rotación de las personas por los mismos.

La enorme duración de la crisis, el fracaso de las políticas de empleo, la reforma laboral y el recorte en las prestaciones por desempleo impuestas por el gobierno están provocando un gravísimo deterioro en la protección a los desempleados que afecta tanto a la cantidad como a la calidad: cada vez son menos las personas desempleadas que cobran prestaciones y cada mes que pasa la prestación es más baja.

"No está creciendo el empleo, sino una forma espuria de reparto de los puestos de trabajo"
Comentarios