SINDICATOS ANUNCIAN MOVILIZACIONES SI NO SE REVIERTE

Nuevo recorte de 60 millones en Correos

Desde Comisiones Obreras han reiterado que se iniciará un conflicto de manera inminente si el Gobierno persiste en convertir Correos en un operador residual y con plantilla insuficiente. 

Es indecente que el Ejecutivo no sólo no restituya el recorte, como se comprometió con las organizaciones sindicales el pasado mes de junio, sino que vuelva a aplicar un nuevo tijeretazo que está sumiendo a la empresa pública en una situación de extrema gravedad

Desde Comisiones Obreras han denunciado el nuevo recorte en las partidas públicas destinadas a la financiación del servicio postal público de 60 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, que viene a sumarse a los 120 millones de euros en 2017, esto es, un total de 180 millones de euros en dos años.

Para el sindicato es “indecente que el Ejecutivo no sólo no restituya el recorte, como se comprometió con las organizaciones sindicales el pasado mes de junio, sino que vuelva a aplicar un nuevo tijeretazo que está sumiendo a la empresa pública en una situación de extrema gravedad, como indica la previsión de déficit registrado en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que asciende a 122 millones de euros”.

Las buenas palabras del Gobierno en el pleno del Congreso y en el Senado suponen un "maquillaje claro de lo que acontece en la empresa, porque la realidad es que el Ejecutivo está provocando el lento hundimiento de Correos -denuncian los representantes sindicales-", al recortar la financiación pública, no dotar de un plan de empresa con líneas claras que permita un proyecto basado en la diversificación, instalando unas condiciones laborales cada vez más precarias basadas en los minijobs, con una plantilla cada vez más insuficiente y un convenio y acuerdo bloqueados desde hace cinco años.

También rechaza el planteamiento de operador público residual del Ejecutivo, su abandono y falta de respaldo político y, por ello, ha anunciado la intensificación de las movilizaciones si no se elimina el recorte presupuestario y se aprueba un plan estratégico que permita convertir a Correos en un operador postal y logístico adaptado al nuevo mercado y tendencias con una plantilla suficiente y un convenio y acuerdo actualizados que recojan más salario, empleo y derechos.