viernes 13.12.2019
LA CRISIS HA AUMENTADO LA DESIGUALDAD FISCAL QUE SE INCREMENTARíA CON LA PROPUESTA DE LOS 'EXPERTOS'

Aumenta la presión fiscal sobre los trabajadores y se reduce la recaudación en el impuesto de sociedades

Según CCOO, entre 2007 y 2013, los años de crisis económica, se está incrementando el desequilibrio en el reparto de cargas, creciendo sobre los trabajadores y reduciéndose sobre las sociedades y empresas.

Aumenta la presión fiscal sobre los trabajadores

Dentro de la campaña de presentación de la propuesta de reforma fiscal de CCOO a los grupos parlamentarios, ha tenido lugar el encuentro con el de Unión Progreso y Democracia (UPyD). CCOO ha aprovechado la ocasión para señalar algunas conclusiones del estudio realizado por la Secretaría Confederal de Protección Social que, a partir de los propios datos que ofrece la Memoria anual de la Agencia Tributaria, muestra claramente que nuestro actual sistema fiscal está generando un considerable incremento de la desigualdad fiscal.

Ha aumentado la importancia de los impuestos indirectos, concentrados sobre el consumo sin tener en cuenta el nivel de ingresos de quienes los pagan, mientras se reduce la de los impuestos directos sobre la renta y la riqueza

Entre 2007 y 2013, los años de crisis económica, se está incrementando el desequilibrio en el reparto de cargas, creciendo sobre los trabajadores y reduciéndose sobre de las sociedades y empresas. De un lado, ha aumentado la importancia de los impuestos indirectos, concentrados sobre el consumo sin tener en cuenta el nivel de ingresos de quienes los pagan, mientras se reduce la de los impuestos directos sobre la renta y la riqueza: estos han pasado de suponer en 2007 el 59,8% del total de recaudación al 53,2% en 2013, lo que implica una reducción de -6,5%. Por su parte, los impuestos indirectos han aumentando considerablemente, pasando de un 39,3% en 2007 a un 43,8% en 2013, lo que significa un aumento del 4,5%.

Pero además, CCOO denuncia que el crecimiento de la desigualdad fiscal es doble, ya que dentro de los impuestos directos se aprecia una evolución muy desigual en función de dónde provengan las rentas. En el caso de las rentas personales gravadas por el IRPF, donde se concentran fundamentalmente los trabajadores, en los últimos 6 años ha aumentado su importancia sobre el total de recaudación en un 5,2%, pasando de un 36,2% del total de impuestos recaudados en 2007 al 41,4% en 2013. Sin embargo, en el mismo periodo el impuesto de sociedades ha visto reducida su participación en los impuestos en un -10,5%. Mientras que en 2007 este impuesto recaudaba el 22,3% del total de recursos tributarios, en 2013 tan sólo lo ha hecho por valor del 11,8%.

A juicio de CCOO es necesario reorientar esta deriva de nuestro sistema fiscal. A este respecto, en un informe de valoración realizado recientemente, el sindicato muestra su preocupación por el hecho de que las propuestas hechas por el comité de expertos nombrados por el Gobierno están orientadas a ahondar en la misma brecha: bajar los impuestos directos sobre la renta y la riqueza, y subir los impuestos indirectos sobre el consumo, lo que implicará aumentar el desequilibrio en las cargas incrementando la parte que corresponde a los trabajadores.

CCOO rechaza esta orientación y propone una reforma fiscal basada en aumentar la equidad sobre la base de impuestos directos progresivos, donde paguen más quienes más tienen, y se utilice el IVA para rebajar el precio final de productos básicos que utilizan las familias (alimentos, electricidad, calefacción, …).

Aumenta la presión fiscal sobre los trabajadores y se reduce la recaudación en el...