lunes 14.10.2019
TOXO Y MÉNDEZ ACUDIRÁN A LA MANIFESTACIÓN DE GETAFE

Sigue la batalla en defensa de ocho trabajadores de Airbus

CCOO y UGT insisten en pedir la nulidad de la causa que comparan con el 'Proceso 1001' y anuncian una huelga en todas las factorías de Airbus.

Foto: Fran Lorente.
Foto: Fran Lorente.

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, y su homólogo de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, han pedido este jueves la nulidad y el archivo del proceso en el que se solicita una pena de ocho años y tres meses de cárcel para ocho trabajadores de Airbus por agredir presuntamente a agentes de la policía y atentar contra el derecho de los trabajadores durante la huelga general del 29 de septiembre de 2010.

En una rueda de prensa en la que los líderes sindicales han estado acompañados de dos de los encausados en el proceso judicial, se ha presentado la convocatoria de una manifestación que tendrá lugar este viernes a las 11 horas desde la sede de Airbus en Getafe (Paseo de John Lennon) a la Plaza General Palacios bajo el lema "No son ocho, somos miles" y a la que acudirán Cedrún y Martínez. También asistirán los secretarios generales de CCOO y UGT, José Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

A ello se sumará una huelga general en todas las factorías de Airbus, por lo que esperan un paro en el que participarán más de 12.000 trabajadores, incluyendo las fábricas de Sevilla y Cádiz.

Cedrún ha incidido en que la instrucción "está mal hecha, porque no se basa en testimonios de todos los que participaron", acusando al fiscal de Getafe de realizar una selección de los imputados "calculada y partidaria". "El fiscal pide la misma pena para todos, como si todos hubieran hecho lo mismo. Parece que se trata de condenar a una banda, de criminalizar a los sindicalistas", ha apuntado.

El líder de CCOO Madrid ha anunciado además de que han iniciado una campaña para recabar apoyos institucionales. Por el momento, han logrado que el Ayuntamiento de Getafe apruebe una moción de apoyo por unanimidad, y han contactado con los diversos grupos de la Asamblea de Madrid con el mismo objetivo. "No es posiblemente casual que todos los imputados pertenezcan a sindicatos representativos", ha indicado Martínez, quien ha calificado la situación de "esperpento" y de "atropello democrático". En la misma línea, Cedrún ha hecho hincapié en que "alguien está intentando hacer un juicio político al derecho de huelga en este país".

Cedrún ha declarado que la huelga general en cuestión "se realizó sin mayores incidentes", y que en el caso de Airbus lo que ocurrió se produjo como consecuencia de la concentración en la puerta de la compañía, donde se produjeron "momentos de tensión" hasta que un policía disparó "siete tiros al aire" y se produjo una carga policial. Los agentes denunciaron a los acusados por agresiones, lo que Cedrún ha tildado de "sorprendente", ya que "la mitad" de los imputados "estaban cerca de la jubilación, algunos ya están jubilados", y habrían sido capaces de "dar una somanta de palos a los antidisturbios", según se extrae de las declaraciones de los agentes.

Por su parte, Martínez ha criticado además la presencia policial en la fábrica el día de la huelga general del 29 de septiembre de 2010. "Si los sindicalistas se encontraban ejerciendo una labor legítima y constitucional, sin participar en actos de violencia o coacción ilegítima alguna, no se puede entender el despliegue policial preventivo que se presenta en las puertas de la empresa", ha añadido, recordando lo necesario de la "proporcionalidad" de la fuerza policial.

Sobre la fase de instrucción, Cedrún ha acusado al juez de efectuar una instrucción "intencionadamente mal hecha", con unos resultados que "no ocurrían en España desde el 'Proceso 1001', hace más de 40 años". "Entonces hablamos de los Diez de Carabanchel y hoy hablamos de los Ocho de Airbus", ha recalcado. Además, el líder de CC.OO. Madrid ha calificado de "gran sarcasmo y gran contradicción" que del total de la condena solicitada por la fiscalía, 3 años y seis meses se achaquen a un "supusto delito contra los derechos de los trabajadores", ya que los imputados "se han caracterizado por defender los derechos de los trabajadores" logrando que Airbus sea una de las empresas con "mejores condiciones laborales de España".

Por su parte, Martínez ha realizado un repaso a la jurisprudencia que establece las diversas actividades que se integran dentro del derecho constitucional a la huelga, entre las que se encuentra el persuadir a trabajadores.

El proceso, que se encuentra en estos momentos listo para empezar la fase de juicio oral, llegó a tener hasta 14 imputados, de los que finalmente se ha acusado a ocho, para los que el fiscal pide un total de ocho años y tres meses de prisión.

Sigue la batalla en defensa de ocho trabajadores de Airbus
Comentarios