ADOLESCENTES EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL

Seis de cada 30 estudiantes de ESO en España presentan carencias económicas severas

Un 82% no disfruta de vacaciones, un 77% pasa frío en su casa en invierno y un 69% no come carne o pescado al menos 3 veces por semana.

El informe muestra que el desempeño académico es un 24% más bajo en adolescentes en riesgo de exclusión social que en el resto

“Desigualdad Invisible”, el segundo estudio realizado por Fundación Adsis sobre los adolescentes, que cuenta con la participación de cerca de 3.000 estudiantes de ESO de toda España, desvela que en una clase de 30 estudiantes de ESO, hay 6 alumnos que presentan carencias económicas severas, un hecho que condicionará su futuro educativo. Se trata de adolescentes que viven en familias con dificultades para pagar imprevistos (82%), que no disfruta de vacaciones (82%), que pasa frío en su casa en invierno (77%) y que no come carne o pescado al menos 3 veces por semana (69%).

El aumento con respecto a 2013 de adolescentes con carencias económicas severas se ha incrementado en un 2,6%

El informe “Desigualdad Invisible”, que tiene como objetivo conocer la situación de una de las generaciones más afectada por la crisis para poder atender mejor sus necesidades, así como sensibilizar a la sociedad sobre la falta de apoyo que sufren, se enfoca fundamentalmente en mostrar las desigualdades que existen entre los adolescentes en riesgo de exclusión social (RES) y el resto  de adolescentes (SIN RES). Estas desigualdades tienen como consecuencia que el rendimiento académico sea un 24% más bajo en los adolescentes en RES, así como su autoestima, factores que condicionarán su futuro educativo.

Entre las desigualdades más relevantes se encuentra el entorno para estudiar y el acceso a los recursos extraescolares. En cuanto al entorno para el estudio, en comparación, hay un 30% más de jóvenes en RES que declara que no es fácil vivir en su casa y un 32% más los que no disponen de la suficiente tranquilidad en su casa para estudiar y hacer los deberes. En cuanto a la formación extraescolar, y en comparación, hay un 25% menos de jóvenes en RES que realiza formación extraescolar y un 26% más no tiene acceso a internet desde su casa.

En consecuencia, los adolescentes en RES tienen un rendimiento académico un 24% más bajo y un 56% de ellos ha suspendido 3 asignaturas o más en la última evaluación. Estos jóvenes se sienten menos valorados y apoyados por su entorno que el resto de estudiantes de ESO, y por tanto, tienen menos autoestima. Aun así hay un 21% más de jóvenes en RES que no se considera una persona valiosa y un 23% más de estos adolescentes no se ve capaz de conseguir lo que se proponga.

ESO“Estos datos muestran que las desigualdades existentes entre los adolescentes van a marcar su futuro educativo, y que por tanto, los adolescentes más vulnerables van a contar con menos oportunidades y más dificultades que el resto”, manifiesta Carlos Melgar, director general de Fundación Adsis.

En el informe “Desigualdad Invisible”, continuación del estudio “El futuro comienza hoy” elaborado en 2013 por Fundación Adsis, han participado 2.860 adolescentes de toda España que estudian la ESO en 27 institutos públicos de educación secundaria.

Forman parte de la Generación Z, jóvenes nacidos entre 1994 y 2010, que son igual de optimistas respecto al futuro de la sociedad que los analizados en 2013, que se han desarrollado en un entorno mayoritariamente permisivo (un 52% dispone de pocos límites en su casa) que son más realistas (un 37% frente a un 10% en 2013), y que piensan que alcanzar sus aspiraciones será difícil (en un 71%), pero que confían en los valores de la responsabilidad y el esfuerzo para alcanzar lo que desean (un 88% está dispuesto a esforzarse para alcanzar sus aspiraciones). La mayoría de los estudiantes (57%) asocia autonomía con ser responsable de sus actos.