miércoles 21.08.2019
SEGÚN DENUNCIA CCOO Y UGT

Bimbo amenaza a sus autónomos con el despido si no modifican sus condiciones laborales

Unos 800 transportistas, 150 en la Comunidad de Madrid, son los trabajadores afectados por las nuevas condiciones laborales impuestas por la marca de bollería industrial. 

Bimbo amenaza a sus autónomos con el despido si no modifican sus condiciones laborales

CCOO denuncia de Bimbo está “atemorizando” a los trabajadores amenazándoles con un despido si no aceptan” jornadas inhumanas, menos vacaciones, menos salario y la pérdida de derechos”

Perder su empleo o sus condiciones laborales. Entre esas dos posibilidades tienen que elegir las ochocientas personas que, a diario, transportan a los comercios la mercancía que sale de las fábricas de Bimbo. Si la empresa cumple con su amenaza, el 8 de enero los trabajadores que no se adhieran al acuerdo que ha suscrito con la representación sindical de la antigua Panrico, dejarán de trabajar para la empresa de bollería industrial. CCOO y UGT Bimbo anuncian denunciarán la situación ante la Inspección de Trabajo, al tiempo que exigen a la empresa “que deje de amedrentar a sus autónomos y que respete las condiciones que pactó en 2011”.

Según explican los sindicatos en un comunicado, unos 800 autónomos (150 en la Comunidad de Madrid) y económicamente dependientes (TRADES) podrían perder su empleo en unos días si no se adhieren al acuerdo que Bimbo acaba de firmar con UGT Donuts y ATA, representación sindical de la antigua Panrico y empresa que compró en el año 2016.

CCOO y UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de España) condenan la intención de Bimbo de “precarizar todavía más las condiciones laborales y de anular complementos y mejoras de todo el colectivo”. En los próximos días pondrán el caso en conocimiento de la Inspección de Trabajo. Denunciarán a la empresa “por prácticas antisindicales y la acusarán de intimidar a sus TRADES con perder el empleo si no se adhieren al perjudicial acuerdo que ha suscrito con la representación sindical de Donuts”.

Un acuerdo que “reduce condiciones laborales, recorta salarios y pone en riesgo su salud”, denuncian. La empresa pretende que trabajen 60 horas semanales, una jornada laboral que la misma compañía define como "razonable".

“Lo que hoy ocurre en Bimbo es consecuencia de lo que sucedió en el año 2011, cuando la empresa cambió mediante un ERE su red comercial. Obligó a los trabajadores y trabajadoras a suscribir un contrato mercantil y utilizó la figura del TRADE para legalizar su situación. Tuvieron que acogerse a un acuerdo de interés profesional que todavía está vigente y que Bimbo ignora. Transformó los vendedores con relación laboral en autónomos económicamente dependientes que venían ejerciendo su actividad con cierta autonomía y capacidad organizativa”, afirma CCOO.

Tras comprar Panrico (ahora Donuts) en 2016, Bimbo inició la integración de las dos empresas y la negociación de un nuevo acuerdo de interés profesional para regular las condiciones laborales de todo el personal autónomo. El 14 de diciembre la marca de bollería alcanzó un acuerdo con los representantes de los TRADES de Donuts (ATA y UGT Donuts) que no fue suscrito por CCOO y UGT Bimbo por precarizar las condiciones laborales y vulnerar derechos.

“Desde entonces, Bimbo amedrenta a los TRADE. Les amenaza con perder su empleo si el 8 de enero no se adhieren a un acuerdo que es tremendamente lesivo para sus intereses. Quiere que renuncien al pacto que está vigente y que recoge las condiciones que se firmaron en 2011”, concluye.

Comentarios