<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 27.09.2022
ONCE PETICIONES DE COMPARECENCIA

Fátima Báñez pide a los parados un acto de fe

La oposición carga contra la ministra de Empleo por su incapacidad para frenar la sangría del paro en España con 6 millones de desempleados y generar falsas expectativas. Fátima Báñez oculta su fracaso con un pormenorizado relato de la herencia recibida del anterior Gobierno y en defensa de una reforma laboral que no ha evitado la destrucción de más de 700.000 empleos durante el año que lleva en vigor. Aún así y pese a las previsiones del Banco de España para este año dice que "hay motivos para la esperanza". 

 "Este Gobierno no dijo que la reforma permitiría crear empleo con la economía en recesión"

Hasta once peticiones de comparecencia ha acumulado la ministra de Empleo y Seguridad Social antes de decidir acudir al Parlamento para dar cuenta de su gestión con casi 6 millones de parados. Lo hizo finalmente este martes, a petición propia y en plena Semana Santa, con el Congreso prácticamente sin actividad y con la mayoría de sus señorías de vacaciones. Fátima Báñez aguantó el chaparrón de críticas de la oposición a la reforma laboral y ocultó su fracaso para frenar la destrucción de empleo culpando nuevamente al anterior gobierno del PSOE.

La ministra centró su discurso haciendo un balance pormenorizado de la herencia recibida y de las cifras de paro alcanzadas durante la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. Es lo que llamó “análisis de la evolución del mercado de trabajo” entre 2007 y 2011 cuando se destruyeron 2.700.000 empleos y resaltando el hecho de que el incremento de más de cuatro millones de parados desde el inicio de la crisis, el 83% (3,4 millones de parados) tuvo lugar en ese intervalo de tiempo.

La lectura que hace la ministra de la actual situación es bien diferente a la que hace la oposición. Báñez reconoció que en 2012 el paro se incrementó pero a un ritmo mucho menor. De esta forma no solamente defendió las bondades de la reforma laboral sino que además justificó la destrucción empleo por la recesión en la que está inmerso el país: "Este Gobierno no dijo que la reforma permitiría crear empleo con la economía en recesión, porque nosotros siempre decimos la verdad a los ciudadanos. Dijimos que el objetivo era frenar la sangría del paro y abordar los problemas del mercado laboral", resaltó. Según dijo, "la evolución del empleo en 2012 apunta a que la reforma laboral ha conseguido amortiguar el efecto de la contracción económica", con un aumento del desempleo en 694.000 desempleados más. A su juicio “hay motivos para la esperanza”, concluyó.

“LA SITUACIÓN ES DE EMERGENCIA NACIONAL”

Pero tales motivos no son contemplados por la oposición que cargó con dureza contra la ministra reprochándole sus ausencias en sede parlamentaria. La portavoz socialista Concha Gutiérrez calificó el planteamiento hecho por la ministra de “decepcionante” y le acusó de intentar “pasar desapercibida” por elegir comparecer en martes santo y “ocultar sus políticas debajo de los Pasos” de Semana Santa. La diputada del PSOE calificó el momento actual de “situación de emergencia nacional” y afirmó que “el empeoramiento de la situación se debe a la reforma laboral del PP y a los profundos recortes en las políticas activas de empleo y de protección social”. Ante la previsión de que la tasa de paro alcance en 2013 el 27%, el PSOE propone al Gobierno “un gran pacto que contemple una  auténtica estrategia de crecimiento y de empleo acordada por todos”. Gutiérrez puso el acento en los 6 millones de parados; 3 millones sin ninguna protección; 1.800.000 familias con todos sus miembros en paro, 630.000 de las cuales no reciben ningún tipo de ingresos.

Para la portavoz socialista, la creación de empleo nunca ha sido la prioridad del PP. Su “gran objetivo –dijo-, su mantra, es bajar los salarios de los españoles” con el consiguiente “empobrecimiento generalizado de la población”, de manera que “en un solo año las rentas del trabajo están en caída libre y acumulan ya descensos del 15%”. Gutiérrez, que pidió al Gobierno “más humildad” y “más respeto a la ciudadanía”, también hizo hincapié en el aumento de los ERE y en que muchos trabajadores han quedado fuera de la negociación colectiva. La diputada del PSOE concluyó proponiendo al Gobierno que incremente la dotación para el Plan de Emprendimiento y Empleo de los 3.500 millones aprobados por el Ejecutivo a los 12.000 para un periodo de cuatro años.

“ESTÁN MALTRATANDO A LOS PARADOS”

No fueron menores las críticas del resto de portavoces. El portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela, declaró que el Gobierno ha "fracasado" de forma "absoluta" en su principal objetivo, que era el empleo, y ha acusado a los 'populares' de "aprovechar la crisis para imponer una contrarreforma laboral que, de otra manera, no habrían podido hacer y que llevan intentando desde 1980". "Ha habido muchos personajes en la Historia que, a base de repetir la misma mentira, han tenido éxito, pero en general la Historia juzga muy duramente la mendacidad", le dijo.

A su juicio, la ministra hace afirmaciones que "no aguantan ningún contraste" por lo que le ha pedido un informe con los datos del primer año de aplicación de la reforma laboral para poder discutir sosegadamente. "Los datos horrorosos de empleo no son por un castigo bíblico sino que estamos ante las consecuencias de sus políticas económicas. Es imposible crear empleo porque es imposible reactivar la economía con sus políticas", ha añadido, rechazando la reforma laboral al completo porque se ha hecho a favor de los empresarios y en contra de los trabajadores.

“UN ELEMENTO PATÓGENO PARA EL EMPLEO”

El portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, recoró las "culpas" que PP y PSOE comparten en la "situación desastrosa" del empleo, e ironizó con que la ministra "ha elegido mal el día" para comparecer porque "el Banco de España le ha estropeado el titular" al prever que el paro superará el 27% este año. "Esto nos coloca en el umbral de los 7 millones de parados, y empezamos a hablar de cifras muy calamitosas, así que esas reflexiones optimistas hay que tomarlas a beneficio de inventario", ha advertido.

A su juicio, "esta reforma laboral no puede ser más que un elemento patógeno para el empleo" y criticó el argumento de que se está frenando el ritmo de destrucción de puestos de trabajo porque "lo contrario sería de apaga y vámonos" y conllevaría que "nadie trabajaría en el país". "Al final vamos a provocar la convergencia entre empleo juvenil y jubilación. Esto empieza a ser dramático por no decir chusco", ha ironizado, pidiendo a la ministra "interlocución de verdad".

“LA REFORMA LABORAL SOLO HA APORTADO FLEXI-INSEGURIDAD”

Uxue Barkos (Geroa Bai), del Grupo Mixto, afirmó que la reforma laboral “no ha funcionada en absoluto” y se negó a aceptar “ni uno solo de los comentarios sobre las bondades” de la ley aludiendo a la previsiones del Banco de España dadas a conocer este martes que sitúan la tasa de paro en 2013 en el 27,1%, 3 puntos más de lo previsto por el Gobierno.

“ES OBSCENO ESCUCHARLE ATRIBUIR BONDADES A LA REFORMA LABORAL”

Olaia Fernández (BNG), también del Grupo Mixto acusó a Báñez de “tratar de justificar el altísimo empobrecimiento de la población”. En su opinión, la reforma laboral no está aportando nada bueno para los trabajadores ya que las rentas salariales se reducen mientras se incrementan las rentas empresariales. Además le recriminó por hacer “publicidad fraudulenta” con un plan de empleo juvenil que “no es creíble”.

“VAN A PERDER UNA GENERACIÓN”

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha reconocido que cada vez que escucha a la ministra e intenta contrastar sus declaraciones con datos oficiales tiene "la sensación de que no es el mismo país, de que no hay relación", y ha puesto como ejemplo que "se está destruyendo más trabajo que en 2009, no menos" porque hace cuatro años la recesión era más acusada pero el número de puestos de trabajo destruidos por cada punto de pérdida de PIB era la mitad que el año pasado.

“EL DÍA A DÍA NO ES MÁS QUE MISERIA Y VALLES DE LÁGRIMAS”

Por Amaiur, Sabino Cuadra ha reprochado al Gobierno que "siembre un futuro lleno de bondades celestiales" cuando "el día a día no es más que miseria y valles de lágrimas" y ha criticado la reforma laboral y la imposición "centralista" de medidas a las comunidades autónomas.

“SE NECESITA UN PLAN DE CHOQUE”

Por su parte, el portavoz de Empleo de CiU, Carles Campuzano, ha recalcado que la destrucción de empleo no se debe a la reforma laboral sino a la recesión económica, producto de la austeridad y de la exclusiva orientación de la política económica del Gobierno a la reducción del déficit.

Dicho esto, ha demandando un "debate en profundidad con datos y perspectiva" sobre la reforma laboral en el seno de la Cámara Baja y, tras valorar la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, ha vuelto a pedir un plan de choque de carácter global contra el desempleo. Por último, ha considerado "inaudito" que el Gobierno haya reducido de forma "brutal" las políticas activas de empleo, y que ello hace "imposible" que se pueda aplicar la 'Garantía Juvenil'.

Fátima Báñez pide a los parados un acto de fe
Comentarios