miércoles 2/12/20
50% de afiliados corresponden a hostelería y agricultura

Aumenta la precariedad y baja la calidad del empleo creado

La precariedad laboral aumentó durante la crisis y la nueva etapa de crecimiento viene marcada por el repunte de la temporalidad del empleo creado.

El mes de mayo suele ofrecer datos favorables en el paro y la afiliación a la Seguridad Social, impulsados por el turismo y la hostelería, aunque el empleo creado sea precario y de baja calidad. La precariedad laboral aumentó durante la crisis y la nueva etapa de crecimiento viene marcada por el repunte de la temporalidad del empleo creado.

La devaluación salarial y la precarización de las condiciones de trabajo promovidas por la reforma laboral, fomentan una recuperación desigualmente repartida y un modelo de crecimiento sostenido por actividades poco productivas, que basan su negocio en el uso excesivo de la precariedad y la temporalidad.

  • Sube la afiliación y baja el paro: en mayo de 2017 hay 223.192 afiliados más a la Seguridad Social que el mes anterior y el paro registrado ha bajado en 111.908 personas. Estos datos son positivos, similares a los registrados en mayo en años anteriores. Hostelería y servicios auxiliares siguen impulsando el empleo y el descenso del paro.
  • Crece la precariedad: en mayo, el 92% de los contratos firmados eran temporales y un tercio a tiempo parcial. Apenas 8 de cada 100 contratos firmados son indefinidos, y de ellos casi la mitad son a jornada parcial.
  • No hay cambio de modelo productivo: la creación de empleo sigue concentrada en actividades de bajo valor añadido, impulsada por la hostelería, los servicios auxiliares y la construcción, con un peso limitado de la industria, los servicios públicos y de los sectores de intensidad tecnológica media y alta.
  • La protección por desempleo sigue en mínimos: apenas la mitad de los parados registrados tienen algún tipo de protección (la tasa de cobertura bruta está en el 53,8%) que en la mayoría de los casos es una prestación asistencial. El gasto medio por beneficiario, incluidas cotizaciones sociales, llega a 787,7 euros/mens. 

Aumenta la precariedad y baja la calidad del empleo creado
Comentarios