<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 25.09.2022
24 DE MARZO | ELECCIONES A LA PRESIDENCIA DE CEIM

Arturo Fernández presenta su candidatura arropado por el PP de Madrid

Esperanza Aguirre e Ignacio González acompañaron este martes al presidente de la patronal madrileña en el acto de presentación de su candidatura para presidir la CEIM otros cuatro años y que contó con la presencia del presidente de la CEOE, Juan Rosell. Arturo Fernández presumió de “amigos” importantes tanto en la política como en el mundo empresarial y se mostró convencido de que revalidará su cargo en las elecciones en las que se enfrentará a su rival, el presidente de COCEM, Hilario Alfaro.

arturo_fernandez480
Arturo Fernández en una foto de archivo

Empresarios, políticos, embajadores, altos cargos del Ejército… Hasta cuatro minutos ocupó Arturo Fernández para manifestar su agradecimiento a las personas que este martes asistieron en el Hotel Ritz de Madrid al acto de presentación de su candidatura para revalidar su cargo en la presidencia de CEIM, cuyas elecciones se celebrarán el próximo 24 de marzo y en las que por primera vez habrá más de un candidato.

Bajo el eslogan “Las cosas claras”, Arturo Fernández hizo una auténtica exhibición de poder citando a sus numerosos amigos, entre ellos, la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, con la que se fundió en un abrazo a su llegada al desayuno informativo organizado por Forum Europa. En la mesa presidencial de invitados, el jefe del Ejecutivo madrileño, Ignacio González, compartió café con el presidente del Congreso, Jesús Posada; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; Engracia Hidalgo, secretaria de Estado de Empleo; y la concejal de Hacienda, Concepción Dancausa (la alcaldesa Ana Botella excusó su presencia por motivos de agenda).

Pero Arturo Fernández también contó con la compañía de importantes empresarios como Juan Rosell, presidente de la CEOE, que se encargó de hacer la presentación inicial; Joaquim Gay de Montellà, presidente de la patronal catalana; Jesús Terciado, presidente de Cepyme; el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir; Eduardo Montes, presidente de UNESA; el empresario teatral Enrique Cornejo; y hasta el presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, entre otros.

Tampoco faltaron a la cita los secretarios generales de CCOO y UGT de Madrid, Jaime Cedrún y José Ricardo Martínez, respectivamente; el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky y el diputado socialista Rafael Simancas, junto con otros parlamentarios como el popular Ignacio Astarloa; el exvicealcalde Manuel Cobo; además de Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez; y hasta Jaime de Marichalar.

Para más boato del protagonista del acto, Rosell destacó de Fernández su “inteligencia natural”, su “simpatía desbordante” y el hecho de que sea un hombre “de fiar”. El presidente de la patronal dijo que ambos están embarcados "en una aventura importante" que es “renovar las organizaciones empresariales de este país", que deben ser "independientes políticamente” y económicamente ya que “cuantas menos subvenciones reciban o ninguna mejor", remarcó. Por su parte, el presidente de CEIM tampoco escatimó en elogios y calificó a Rosell como "empresario luchador fiel a sus principios y alguien que ha asumido el reto de cambiar la CEOE, modernizar su estructura y hacer de ella un motivo de orgullo para empresarios".

En su discurso, Fernández alabó las políticas puestas en marcha por el Gobierno de Rajoy y también por los gobiernos del PP en Madrid que han permitido, a su juicio, la vuelta de los inversores y la salida de la recesión. Defendió las reformas, en particular la del mercado laboral, pese a la “excesiva intervención judicial”, pero se mostró muy crítico con el decreto aprobado el pasado mes de diciembre y que calificó de “contrarreforma” de las cotizaciones. Asimismo defendió una “reducción generalizada de impuestos” y reclamó que la financiación bancaria llegue a los empresarios. En ese sentido, anunció una de sus propuestas estrella de la candidatura, posibilitar que autónomos y pequeñas y medianas empresas de Madrid accedan a créditos entre 50.000 y 100.000 euros con el aval de la Cámara de Comercio que él también preside y de la que le gustaría que pudiera invertir en Ifema.

Arturo Fernández no quiso polemizar con su oponente, el presidente de COCEM, Hilario Alfaro, al que calificó de “amigo” y “magnífico empresario y candidato” y criticó el hecho de que la campaña se centre en hablar de temas personales como han recogido algunos medios de comunicación. El presidente de la patronal madrileña descartó un debate entre ambos o que fuera a producirse un pacto de candidatura y se mostró convencido de que volverá a renovar su cargo.

Tampoco quiso entrar a hablar de su situación personal respecto a su imputación por el caso Bankia que estima no afecta a su candidatura. El propio Hilario Alfaro, en una entrevista en nuevatribuna.es, aseguró que de estar en la situación de Fernández él no se presentaría. En cuanto a Lourdes Cavero, esposa de Ignacio González y número dos de Fernández, dijo que era una vicepresidenta “magnífica” y “competente” con la que volverá a contar en su equipo si ella quiere.

Por último, Fernández dijo contar con un “gran equipo” y apostó por el “compromiso y el diálogo” comprometiéndose a “asegurar y fortalecer el mínimo de representación de los sectores y empresas” de Madrid en la próxima Junta Directiva de CEIM tras las elecciones del 24 de marzo, una cita en la que garantizó “elegancia” y “transparencia” porque “estamos entre caballeros”, dijo.

Arturo Fernández presenta su candidatura arropado por el PP de Madrid
Comentarios