sábado 23/1/21
SALUD | LABORAL

Alcanzando los 40,5º un golpe de calor puede causar la muerte en un 25% de los casos

Tras la muerte de un trabajador en Sevilla, UGT demanda a las administraciones y a la Inspección de Trabajo que extremen la vigilancia para evitar la siniestralidad laboral vinculada a la ola de calor.

El sindicato denuncia que, con la llegada del verano, son muchos los trabajadores que al realizar su trabajo están en riesgo de padecer el llamado estrés térmico por calor

UGT ha lamentado en un comunicado la muerte de un trabajador el jueves en Sevilla mientras realizaba labores de asfaltado y desea la pronta recuperación de otro trabajador ingresado en el hospital de Badajoz por un golpe de calor, tras trabajar en la reparación de una acera.

El sindicato advierte sobre los riesgos de la ola de calor y pide extremar las precauciones y el estricto cumplimiento de la ley, los convenios y las normas relativas a la prevención de riesgos laborales y de manera especial en lo relativo al cumplimiento de la jornada intensiva de verano para actividades que se desarrollan al aire libre.

En este sentido, demanda la actuación de las administraciones y de la Inspección de Trabajo para evitar siniestros laborales vinculados a la ola de calor. El sindicato denuncia que con la llegada del verano, son muchos los trabajadores que al realizar su trabajo están en riesgo de padecer el llamado estrés térmico por calor.

Ante esta situación, desde UGT se alerta a los trabajadores de los riesgos que supone para su salud el desempeño del trabajo en estas condiciones. Sobre todo, advierte del riesgo al que están expuestas las personas que realizan trabajos al aire libre como; jardinería, limpieza viaria, obras públicas, construcción, agricultura, entre otros, que pueden sufrir un accidente laboral como consecuencia de las altas temperaturas. Sin embargo, también puede producirse en trabajos de interior donde hay fuentes de calor como: hornos, cocinas o lavanderías, etc. por lo que “es necesario tomar precauciones” para evitar accidentes laborales en estos entornos. Las plantillas deben estar formadas e informadas sobre los riesgos existentes en sus puestos de trabajo, así como de las medidas de prevención.

El Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) define el estrés térmico por calor como “la carga de calor que los trabajadores reciben y acumulan en su cuerpo y que resulta de la interacción entre las condiciones ambientales del lugar donde trabajan, la actividad física que realizan y la ropa que llevan”.

Las altas temperaturas son un peligro para la salud porque nuestro cuerpo, para funcionar con normalidad, necesita mantener invariable la temperatura en su interior en torno a los 37ºC.  Cuando la temperatura central del cuerpo supera los 38º, ya se pueden producir daños a la salud y a partir de los 40,5º la muerte.

La exposición al calor puede causar diversos efectos sobre la salud, de diferente gravedad, tales como erupciones en la piel, edema en las extremidades, quemaduras, calambres musculares, deshidratación, agotamiento, etc. Pero, sin duda, el efecto más grave es el golpe de calor, que se da cuando la temperatura corporal supera los 40,6º, siendo mortal entre el 15 % y 25 % de los casos.

Además, desde UGT se insta a las empresas al cumplimiento de las jornadas especiales establecidas en los convenios, recordándoles que “la prevención de riesgos no es un coste, sino todo lo contrario, un valor añadido que incrementa la productividad”. Exige asimismo a las empresas a que establezcan protocolos para evitar este tipo de riesgos y a las administraciones e Inspección de Trabajo que extremen la vigilancia en el cumplimiento de las leyes y los convenios en relación con la prevención de estos riesgos laborales.

Alcanzando los 40,5º un golpe de calor puede causar la muerte en un 25% de los casos
Comentarios