martes 14.07.2020
INFORME ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Un 30% de sector doméstico en España sigue sin estar afiliado a la seguridad social

La OIT constata que tras el impulso dado en 2011-2012 el proceso se ha estancado.

Un 30% de sector doméstico sigue sin estar afiliado a la seguridad social

El informe “Impacto de las reformas legislativas en el sector del empleo del hogar en España” sostiene que después de un primer impulso con las reformas legislativas aprobadas en el año 2011, las mejoras en el sector del trabajo doméstico se encuentran estancadas.

El informe constata que los cambios legislativos del año 2011 (Real Decreto 1620/2011 y Ley 27/2011) han supuesto una importante transformación en cuanto al establecimiento de las condiciones laborales del sector y a su aproximación a las existentes para los demás trabajadores por cuenta ajena. Tanto en los elementos referidos a las condiciones laborales (contratación, salarios, tiempos de trabajo) como de protección social (accidentes laborales, enfermedad profesional y pensiones).

Un aspecto fundamental ha sido la regularización del trabajo informal. Las tasas de cobertura han aumentado en 27 puntos porcentuales con la entrada de los cambios legislativos, pasando del 42,9% al 69,1%.

Evolución de la tasa de cobertura en el EH, 2010-2015

cuadro-OIT1

Fuente: * Elaboración propia a partir de datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), media de población ocupada de los cuatro trimestres del año, el dato de 2015 corresponde al II Trimestre del año, Instituto Nacional de Estadística (INE) **Seguridad Social, afiliados al último día del mes del REEH y el SEEH, y el último dato se corresponde al mes de agosto de 2015, Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Este salto tan importante en la tasa de cobertura -60% de aumento- se debe sobre todo a la afiliación de 130.000 personas que trabajaban pero sin estar afiliadas. También ha influido la caída de la ocupación que ha disminuido en unas 70.000 personas

La disminución de la población ocupada en el sector puede explicarse por razones ligadas al contexto de crisis económica que experimenta España, que por un lado se refleja en la destrucción del empleo irregular y por otro en el descenso de mujeres migrantes en el país, señala Magdalena Díaz Gorfinkiel, autora del informe.

Con respecto a los datos de afiliación por sexo el informe señala que no ha habido cambio, manteniéndose constante la cifra en torno al 90 por ciento de mujeres.

El trabajo doméstico amortigua la caída del empleo durante la crisis

La formalización de buena parte del sector doméstico durante estos años contribuyó a mitigar la destrucción de empleo durante la crisis. Sin estas nuevas afiliaciones la caída de afiliados a la seguridad social habría sido mayor. Las personas afiliadas al empleo del hogar pasaron de representar el 1,7% en 2011 al 2,5% el total de afiliados al sistema en 2015.

Porcentaje de población afiliada en el EH sobre el total del sistema, 2010-2015

cuadro-OIT2

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de la Seguridad Social, afiliados al último día del mes del REEH y el SEEH, y el último dato se corresponde al mes de agosto de 2015, Ministerio de Empleo y Seguridad Social

El impulso inicial de las reformas se estanca

El impacto de la nueva legislación en el número de afiliaciones tuvo consecuencias en el primer momento de su implantación, no habiendo conseguido continuar la línea ascendente de regularización en el sector en los años posteriores.

El aumento de afiliación ha sido particularmente notable entre la población autóctona donde han crecido en más de un 95%, pasando de 113.511 en 2011 a 222.634 en 2015, y en mucha menor medida entra la población extranjera que ha aumentado en un 11.5%, pasando de 181.405 a 201.789 personas afiliadas, pues registraba una tasa de afiliación más alta de partida.

Después de un salto importante de afiliación entre los años 2011 y 2012, esta tendencia no se consigue mantener en años posteriores, lo que lleva a que el 30% de las trabajadoras sigan sin estar afiliadas a la seguridad y sin la correspondiente cobertura, señala Magdalena Díaz Gorfinkiel.

El informe constata que un 33% de las empleadas de hogar trabaja menos de 20 horas semanales y un 17% trabajan menos de 10 horas a la semana. Un 30% declara trabajar más de 40 horas semanales.

A pesar del incremento de las afiliaciones, se observa que no se ha producido un aumento de la recaudación a la seguridad social en los mismos niveles. Las causas apuntan no sólo a un cambio en el sistema de cálculo, sino que hay que añadirle otros factores como deducciones impositivas y la existencia de trabajo no declarado (no se declaran todas las horas de un empleador o todos los empleadores), siendo este otro de los temas que requiere un mayor análisis y medidas específicas.

Otro de los aspectos pendientes, sigue siendo la exclusión de la prestación por desempleo. La ley de 27/2011 no introduce ninguna modificación respecto a la situación anterior, si bien acuerda el establecimiento de una comisión de expertos para estudiar las posibilidades de creación de un sistema de desempleo adaptado a la realidad del empleo del hogar. No se conocen avances en la constitución de este grupo.

Ratificación del Convenio 189 de la OIT, un nuevo impulso

El informe contempla en su apartado final una serie de propuestas para mejorar los aspectos pendientes, en particular la reducción del número de personas sin afiliar, que alcanza todavía el 30%, la no declaración de todas las horas reales trabajadas y la falta de acceso al subsidio de desempleo. ‘La ratificación del Convenio 189 sobre trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos, adoptado por la OIT en junio de 2011, podría suponer un nuevo impulso para garantizar que las empleadas del hogar vayan alcanzando los mismos derechos que el resto de trabajadores, lo que sería muy bueno para ellas y para toda la sociedad, señala Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España.

Un 30% de sector doméstico en España sigue sin estar afiliado a la seguridad social
Comentarios